Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

jueves, 24 de febrero de 2011

Hasta un ratón lo entiende

Dado que en artículos pasados he estado hablando de la ley de la oferta y la demanda, pero al parecer no se entiende bien la idea, entonces gracias a las siempre geniales caricaturas de los Warner Brothers, se puede entender de forma sencilla como es que funciona la economía.

miércoles, 23 de febrero de 2011

Un mundo a disposición

Si algo ha destacado a Colombia en su historia de las Relaciones Internacionales, es que de todos los países sudamericanos es el más pro-gringo. Desde la política del ‘Respice Polum’ de Marco Fidel Suárez, hemos estado muy pendientes de todo lo que se diga y haga en Washington, y solemos seguir sus políticas sin mayor cuestionamiento, a la vez que nuestros vecinos han tratado de una manera u otra y con distintos niveles de éxito de zafarse de la influencia del país del norte. Esto nos ha ganado varios descontentos dentro y fuera de nuestras fronteras, además de algunos curiosos remoquetes como el Caín de Suramérica (¿qué el traidor no era Judas?)

De todos modos, pareciese o ya se dan visos de que ese romance unilateral está naufragando, y todo debido a que EEUU le sigue haciendo el quite a la ratificación del TLC firmado hace ya algún tiempo, incluso ya salió a flote nuestro espíritu de víctimas y ya ha habido voces de “discriminación”. En mi condición de ciudadano dual entre los dos países y promotor del libre mercado he de decir que lo mejor es que no se ratifique tal documento, empezando porque de libre no tiene un carajo con todas las medidas de proteccionismo soterrado que todavía se mantienen en EEUU como los subsidios al agro, además que este TLC está particularmente muy mal negociado para Colombia.

Y hasta bueno sería que le bajáramos un poco la tónica a nuestras relaciones con los gringos, y con ello no me refiero a dar un giro de 180 grados, porque el que estemos como el tipo intenso al que su mujer idealizada nunca le paró bolas no significa que no tengamos cosas pendientes con EEUU, y que podamos zafarnos de ellas de buenas a primeras. No se trata de dejar de comerciar con dicho país, sino de dejar de privilegiarlo, además sabiendo que existen aproximadamente 194 más de los cuales muy probablemente haya algunos de los que podamos sacar provecho. Porque hay que decirlo, en materia de Relaciones Internacionales estamos flojos, no vemos más allá de unas inoficiosas integraciones regionales, el país en cuestión, y la Madre Patria a la que acudimos como hijos mimados que extrañan a la mamá. Súmenle a eso que nuestra capacidad de negociación en el ámbito internacional es paupérrima.

Y esto es lo que más me preocupa ¿cómo es posible que un país que se ufana de vender hasta un hueco y una nevera a un esquimal, y de ser “echao pa’lante”, hace semejantes negocios tan malos y se deja meter los dedos en la boca? Porque ya de entrada en el artículo citado se habla de privilegiar a la sobredimensionada China, lo que demuestra una idea de volver a una mirada polar en vez de global. Yo propondría poner a los vendedores de sanandresito como negociadores de nuestro país, o por lo menos su estrategia de ventas del “se le tiene”. Tal vez sea arriesgado lo que diga, pero en vez de estar pensando en privilegios sería como hora de hacer un estudio de lo que necesitan todo ese chorrero de países y ver la forma de hacérselos llegar, más allá de las materias primas que ofrece nuestro suelo, ya es como hora de ponernos las pilas en aprovechar nuestra ubicación geoestratégica.

De repente eso por lo que lloramos a la larga sea más una ventaja que un obstáculo, si lo sabemos mirar detenidamente. Si realmente queremos que nos tomen en serio ya va siendo hora de dejarnos de comportar como el niño llorón del patio al que supuestamente todos le pegan, y ver la forma de valernos por nosotros mismos. Soy consciente que mi discurso es aún muy “englobado” y toca aterrizarlo mejor, pero por algo tenemos que empezar. 

sábado, 19 de febrero de 2011

Nuestro atraso va en tractomula

Después de varios días de soportar un bloqueo realizado por los camioneros del país, el cual nos afectó a todos en más de un nivel, es bueno mirar un poco el trasfondo de todo el asunto, porque si algo de interesante tiene, es que salen a flote varias idiosincrasias nacionales que bien sostengo nos frenan de llegar a algún avance en materia de desarrollo. Bien sabido es que la razón principal del susodicho paro fue la eliminación de la tabla de fletes para dar paso a una “libertad regulada”, porque supuestamente ataca a los pequeños empresarios, vulnera derechos y demás cosas del gastado discurso de siempre; y esto fue lo que llevó a un paro que degeneró en vías de hecho como fue el bloqueo de muchas de las vías principales del país.

En primer lugar, hay que señalar con justa causa que el transporte en Colombia es una real porquería. El cuento que nos venden desde el colegio que una de nuestros mayores motivos de orgullo nacional es el tener tres cordilleras, es en realidad uno de nuestros grandes hándicaps históricos desde antes de la llegada de los españoles, y es uno que no hemos logrado superar. Porque en vez de aprovechar ese terreno tan accidentado para producir a los mejores ingenieros civiles en materia de vías, seguimos teniendo carreteras en su mayoría deficientes y a buena parte del país incomunicado lo cual es una razón principal para explicar nuestro atraso. Tanto así es, que existe un rumor el cual reza que es más barato transportar mercancía china con un buque desde ese país hasta Buenaventura, que llevarla desde ese puerto a Bogotá; infortunadamente no tengo los datos para sostener o refutar tal rumor, pero no lo encuentro difícil de creer. Agréguenle a eso el hecho que nunca se hizo un esfuerzo real por tener una vía ferroviaria adecuada en el país.

Ya trayendo la situación un poco más al presente, queda claro que los conceptos básicos de oferta y demanda no se entienden en nuestro país, o se entienden de forma deficiente. Lo curioso del asunto es que cualquier comerciante de Corabastos maneja estos conceptos a la perfección y deberían transmitírselos a los camioneros con los que tienen contacto. Me refiero a que estos comerciantes saben que si hay mucho de algún producto su precio tiende a bajar, y al contrario, si éste escasea su precio tenderá a aumentar. Esto parece ser ignorado de forma recurrente por muchas personas, al darse en 1997 una sobreoferta de camioneros, probablemente causada porque se consideró un buen negocio en la época. Y recordemos que el presidente de la época era aquel que fácilmente el más inepto de nuestra historia, Ernesto Samper, quien tal vez para darse un necesario bañito de popularidad y mostrarse “del pueblo” intervino imponiendo una tabla de fletes, o dicho de otra forma, unos pagos mínimos por la carga.

Como era de esperarse los verdaderos logros de dicha medida fue una distorsión en los precios al consumidor, ineficiencia en el servicio, e informalidad rampante porque igual no faltan los que se salen de dicha tabla para venderse más barato y lograr coronar más de un negocio de esa manera. Por supuesto el que el gobierno quisiera quitarles esa protección causó un berrinche de proporciones descomunales cuyas consecuencias ya se empiezan a sentir, como la subida de precios y un posible aumento en la inflación. No sólo le faltaron cojones al gobierno para enfrentar los desmadres causados por los camioneros, porque derecho a protestar si tienen pero no de bloquear las vías y no causar una reacción en cadena, sino que también el hecho de hacer esta medida de forma acelerada, ya que una vez se da buen ejemplo que los cambios se dan mejor cuando se hacen de manera paulatina, y en particular en un pueblo tan terco como el nuestro. No se puede esperar que niños de kínder de buenas a primeras se empiecen a comportar como adultos responsables.

Pero por otro lado, también es grave notar como el instinto natural de asocio entre los camioneros es hacer un sindicato y no formar mayor empresa. Porque esa “pequeña empresa” de la que hablan no son más que empresas de a uno habiendo varios camioneros independientes, y siendo las empresas consolidadas menos del 30% de los camiones que hay en las vías. Si la idea es hacerle frente a esas grandes empresas que en teoría se benefician con la “libertad regulada” impuesta por el gobierno ¿por qué no conforman su propia empresa? De acuerdo, aún existen trabas legales para llevar a cabo tal acción, pero no es imposible. ¡Ah claro! Es que toca mejorar la aludida eficiencia, proponer mejoras en el servicio, ser más cumplidos… en fin, más trabajo ¿y eso pa’qué? De todos modos, hay que tener en cuenta que incluso si se trata de armar empresa, así sea empresa unipersonal, eso conlleva el riesgo de que la empresa puede quebrar, y ese es un riesgo que parece que no se quiere asumir, y que mejor para ello que el Estado meta mano y los consumidores chupen.

Por supuesto, algunos intentarán insultarme llamándome neo-liberal (que para mí es un halago que recibo con orgullo) por lo que acabo de decir, pero piensen en algo: no sólo los consumidores los afectados por todas las distorsiones en los precios causados por un sector ineficiente. Tras de que nuestras exportaciones son un acto digno de Sábados Felices, no pueden ser competitivas con la distorsión dada por nuestro mal transporte interno. Ahí se los dejo para que lo reflexionen.

En suma, acá vemos claramente ejemplificados los males de la intervención estatal, como también la preferencia generalizada a una seguridad mínima con tal de no tener que hacer mayor esfuerzo por nosotros mismos, y el círculo vicioso resultante de esa interacción. Ya afortunadamente se llegó a una negociación, y aunque en apariencia la medida de la “libertad regulada” sigue en pie y se le dio un plazo a los camioneros para adaptarse a esta medida, ya se ve que esos pasos van a ser “negociados” entre ambas partes, que lo más seguro es que se llegue a la misma tabla de fletes pero con otro nombre. Tranquilos, así somos y somos el segundo país más feliz del planeta ¿para qué querer mejorar?

miércoles, 16 de febrero de 2011

Reclamos azules

Si algo lamento en la actualidad sobre mi partido, entre otras cosas, es su renuencia a renovarse tanto en los planteamientos (sí, se puede ser un conservador moderno) como en sus figuras. Nada retrató de forma más triste esta situación en días pasados cuando los tres delfines del partido: Enrique Gómez Hurtado, Mariano Ospina Hernández e Ignacio Valencia López le entregaron las banderas del partido a Juan Manuel Santos en las pasadas elecciones presidenciales. Desde entonces el partido azul le confirmó a todos sus contradictores su papel como entidad que se pega de quien le convenga con tal de estar en la coalición del poder y ganarse un par de puestos burocráticos, muchas veces de poca monta.

Pero como he viniendo esgrimiendo desde el pasado 7 de agosto, la dichosa “Unidad Nacional” que tanto pregona la actual presidencia va a colapsar desde adentro y no por presiones externas, más teniendo en cuenta que el Polo, el único partido que se declara de oposición, y como bien sabemos ni ellos mismos se toman en serio. No niego que sentí cierto alivio al saber que los tres venerables ancianos le enviaron un memorial a la dirección del partido donde muestran su inconformidad con el rumbo que ha tomado la tan mentada “Unidad Nacional”, y parece que por fin alguien con voz dentro del partido se acordó de la doctrina de éste. Si bien en el documento original elaboran más sobre cada punto tratado, yo acá voy a meter mis propios comentarios sobre estos:

1. Seguridad ante todo.
El tema central desde hace años, y como no, si aún tenemos unas guerrillas anacrónicas que a su vez generan grupos paramilitares como reacción, ya es un asunto desesperante. Más teniendo en cuenta que todos los planes que pueda tener un gobierno por razonables y  loables que sean, de nada sirven si no hay control adentro. En toda su historia la guerrilla lo único que ha hecho es agravar los problemas que supuestamente iba a resolver.

2. Estabilidad jurídica.
La verdad es que este es un tema álgido, más teniendo en cuenta que nuestras cortes se están tomando atribuciones que rayan ya en el prevaricato, si bien defiendo la tridivisión del poder, y si quisiera que se le bajara a la figura del presidente (y mucho de ello es mental), no quisiera ver un país gobernado por jueces que interpretan la ley a su libre antojo. Lo más execrable del asunto es que nuestra administración de justicia sigue siendo un mal chiste, donde tenemos aún una criminalidad rampante, y todo lo que se hace para enfrentarla parecen meros paliativos.

3. Presupuesto claro y equilibrado.
¡De por Dios! ¿Hasta cuando se cree que el Estado tiene un arca mágica para pagarlo todo? Claro, nuestra última constitución política propugna por un Estado metiche y “salvador” que le arregle la vida a todos sin que estos se esfuercen siquiera un mínimo. Pero como es de esperarse, la realidad es otra, aunque aún está en proceso, esperemos que el Acto Legislativo 16 de 2010 logré pasar sin mayores modificaciones para que de una vez se establezca un gasto fiscal claro y que de paso de pie a hacerle el quite a aquellos que gustan de tener un Estado obeso e ineficiente. A esto sumaría que el mismo partido debe sacarse a la manada de socialistas que se han infiltrado aduciendo un supuesto “humanismo”, este tiene que ser el partido del Estado pequeño y fuerte.

4. Educación en lo práctico y en los valores éticos.
Acá hicieron referencia en que si bien ha habido mayor cobertura, la calidad sigue siendo deficiente ¿Y cómo no va a serlo si los sindicatos siguen teniendo control en este campo? Va a ser difícil que mejore la calidad de muchos colegios públicos si siguen estando en manos de este monopolio mafioso. Además sería bueno preguntarse e investigar si dichos colegios dan siquiera las materias básicas en una forma adecuada, como para pensar que algunos tengan materias adicionales para que sus estudiantes puedan suplir eventualmente las necesidades propias de la comunidad donde se encuentren.

5. Defensa de las Fuerzas Armadas en el combate y en los estrados judiciales.
Seguimos en línea con lo de los dos primeros puntos, si bien hay que esperar manzanas podridas y lo ideal sería que estos malos elementos comparecieran ante la justicia, ya vemos como esta gusta de hacerse la de la vista gorda o caerle con toda a la persona de la que se enamore. Hay que tener en cuenta que para obtener la tan anhelada paz tenemos que apoyar el bando correcto, y no desmoralizarlo contra un enemigo común que como bien dije ni presta el hacha ni deja rajar.

6. Utilización eficiente de las reglas.
Menos es más. Definitivamente parte del problema es que cada vez se crean más y más códigos de leyes que son sumamente engorrosos y complicados lo que hace que ya no se sepa que es legal o no, y ese tipo de confusiones no hacen ningún bien dentro de la sociedad civil. Lo adecuado sería tener pocas leyes, claras, y que su cumplimiento se haga efectivo por parte de las autoridades. 
                                      
7. Vigilancia de la campaña comunistoide encabezada por Venezuela.
Este es un tema un poco más delicado. Me sostengo en que el estilo pugilista del ex presidente Uribe podía causar más problemas que soluciones, pero a la vez el estilo excesivamente patricio del actual presidente Santos sólo es un paño de agua tibia. Chávez tal vez no dará tanta lata como antes, pero ya vemos que el vecino va de mal en peor y es muy ingenuo pensar que eso a la alarga no tenga repercusiones dentro del nuestro.

El Partido Conservador es actualmente la segunda fuerza dentro del Congreso, y como tal ya viene siendo hora que se manifieste con voz propia. El miedo a ser oposición es ridículo, pero con esos números y viendo que esta presidencia lo que está haciendo es reunificar a los hijos pródigos del Partido Liberal, no se necesita mayor coalición para poner en jaque a esta “Unidad Nacional” que lo único que está logrando es evitar los compromisos todo en aras de evitarse “polarizaciones” y “conflictos”, y hacer que todo confluya en una sola visión evitando cualquier debate.

martes, 15 de febrero de 2011

De tierras frías

Hoy para cambiar un poco el estilo de la banda del mes, y también el idioma, les traigo una banda que vio al demonio en la cara. J.M.K.E. se formó en la ciudad de Tallin, Estonia en 1986, cuando este país aún se encontraba absorbido por la antigua URSS. De hecho, el régimen totalitario encerró a al líder de la banda, Villu Tamme en un manicomio con el argumento que su música iba en contra de los ideales soviéticos. Precisamente la temática de los primeros años de esta banda era anti-soviética, cuyas canciones se pueden encontrar en el excelente disco de 1989 Külmale Maale (Tierra fría), de donde se destaca "Tere Perestroika" (Hola Perestroika), la cual saluda a este proceso histórico con una buena dosis de sarcasmo punk.

domingo, 13 de febrero de 2011

El neutral

Un país que se menciona bastante en la charla común pero del que se sabe poco es Suiza, y más allá de Heidi, la culinaria, los cantos tiroleses y los relojes (particularmente los cucú), hay varios aspectos llamativos de este país alpino. Tal vez uno bastante relevante en los temas que se ocupa este espacio es la famosa neutralidad de este país, la cual me parece que ha sido una buena política extranjera. Pero más allá de eso vale la pena ver cómo ha logrado mantenerla, y algunas de las curiosidades políticas y económicas que tiene este país.

Lo primero que salta a la vista en materia institucional es el hecho de que Suiza sea un Estado federal, con cuatro idiomas oficiales (alemán, francés, italiano y romanche), pero posiblemente ustedes ya sepan eso. A mí me llama mucho la atención es que a pesar de tener una democracia, y una de alta participación al tener muy en cuenta la figura del referendo, el poder ejecutivo no está centralizado en una sola persona, o está dividido en dos como en el caso parlamentario, sino que está conformado por el Concejo Federal Suizo, el cual consiste de siete miembros y tiene una duración de cuatro años. El Concejo es elegido por la Asamblea Federal (órgano legislativo), y ésta misma se encarga de escoger dentro del Concejo al presidente y al vicepresidente, los cuales tienen más bien una función ceremonial, mientras los otros miembros hacen las veces de ministros. El sistema ha probado ser bastante estable ya que persiste desde 1848, y no ha tenido cambios radicales con sus miembros, todos han sido paulatinos.

En materia económica, Suiza es la quinta economía más libre en el mundo y tiene la economía más competitiva del mundo, demostrando una vez más con hechos que si se le deja funcionar a la economía, esta rinde buenos frutos. Algunos me alegaran en que allá el Estado interviene y se da el cacareado Estado de Bienestar europeo, para aclarar aquellas dudas debo decir que primero que el Estado Federal está muy al margen de las actividades de bienestar y de tasación, dejando que cada cantón se encargue de la forma que considere más adecuada en estos temas, de hecho, en temas de salud se deja que las empresas compitan libremente, protegiendo sólo a aquellos con escasos recursos [1]. Además es innegable que la neutralidad suiza va de la mano con el hecho que sea el centro bancario del resto del mundo.

 Y ya volviendo al tema, el hecho que Suiza haya podido permanecer neutral durante las grandes guerras a diferencia de otros países que intentaron asumir dicha posición fue primero porque su ubicación geoestratégica hace difícil la entrada al país, y todos los puentes estaban (o están) dinamitados, y a la primera seña de ataque estos explotan haciendo difícil el paso. Además, el servicio militar es obligatorio pero no se trata de un ejército regular como tal, sino de una milicia nacional, y por lo tanto a los reclutas les es permitido llevar su equipo militar a casa, incluidas sus armas. El resultado es el esperado, al no atreverse nadie a enfrentarse a una población armada, la criminalidad es baja en ese país.

Es por ello que no me cabe en la cabeza el que se haya pasado un plan para reformar las leyes de posesión de armas vía referendo, el cual obviamente no pasó. Algunos “progres” pensarán que esas son medidas mandadas a recoger en este “nuevo mundo de paz”, y que se evitarían algunos de los desmadres que se dan por ese porte y tenencia. Pues no hay dicha completa, y siempre habrá casos aislados con algunos locos, pero si en mayor medida da buenos resultados ¿para qué fastidiar con eso? Y es buena medida porque el derecho a la protección personal va ligado a los derechos fundamentales de vida, libertad y propiedad, y como bien lo demuestran los suizos, cuando estos derechos se tienen en cuenta, la gente se apersona de sí misma y de su país, más allá de cualquier simbología barata.

Suiza es un buen caso a estudiar, y para este blog y mi persona, un claro ejemplo de los ideales que se persiguen acá, incluso siendo muy pragmáticos. Afortunadamente ese semi-aislamiento hace que no se contagien de las buenas intenciones que labran el camino al infierno, y que se han vuelto moda en los últimos años. Una vez más digo, cuestión de entender como funcionan las cosas, y saberlas adaptar.

sábado, 12 de febrero de 2011

Ideas sueltas

Hoy me siento místico, o esotérico, o espiritual, o qué sé yo, no se me dan bien estos adjetivos al no parar muchas bolas a esas cuestiones. Recién les acabo de publicar el tráiler de la próxima película de la Rebelión de Atlas, donde también hago superficialmente referencia a eventos personales recientes. Además de eso, me encuentro cursando la clase de derecho administrativo, en la cual se ve cómo funciona el Estados y sus alcances, la cual se ve reforzada por cosas que salen a flote en las demás clases, y ahora encuentro éste artículo del columnista Diego Gómez, el cual acertadamente nos muestra el lado nocivo de la desmedida actividad estatal. Dicho sea de paso, les recomiendo las demás columnas reseñadas en dicho artículo.

Esto bien podría ser lo que los chinos llaman sincronía, algo que no es simplemente una serie de coincidencias sino la maquinación de las fuerzas universales. Será lo que sea, pero en definitiva todos estos elementos hacen que tenga el sentimiento libertario más presente que en otras ocasiones. Teniendo en cuenta que entre más se expanda el Estado, cosa que ha venido haciendo de forma casi exponencial, más inútil e ineficiente es en sus funciones y es más sencillo evitarlo frente a sus propias narices. Pónganse a pensar, al verme de nuevo en la informalidad todo el dinero que me entre pasa directamente hacia mí, si acaso el único impuesto que pago es el IVA cuando compro los productos que vendo, que igual vendiéndolos más baratos que en una tienda normal me dan ganancias muy por encima del 50% ¿quién no quisiera tener una ganancia de ese tipo?

Claro, hay que contribuir para que el Estado funcione, no se puede descender en la anarquía, pero aquí hay algo que bien puede sacar de los chiros a aquellos que baten hasta las lágrimas las banderas de la igualdad y la equidad. Se supone que si tenemos igualdad ante la ley, de darse el caso de un crimen, no se debe tener en cuenta los aspectos personales de la víctima, como tampoco los del victimario, se debe proceder con justicia para ambos. Así mismo todos podemos reclamar los mismos derechos. Lo que no es comprensible es por qué en materia económica no se da dicha igualdad o equidad o como la quiera llamar, y no me refiero al lloriqueo de “la justa redistribución” sino ¿por qué no pagamos el mismo porcentaje de impuestos? Empezando como bien dice el columnista citado porque los congresistas tienen varias exenciones, y además piden más dinero de los contribuyentes para tener 5 carros blindados con escoltas. Mucho de esos relajos se arreglarían si como digo yo hubiese un impuesto plano.

En fin, mucho pensamiento optimista y un tanto mordaz. Mientras salga una verdadera opción me mantendré al margen lo más posible de caer en las mil y un trampas del Estado depredador que bien se describió antes. Lo que sí me es difícil saber es si esta situación (y no me refiero sólo a la mía) empeorará, mejorará, o simplemente se mantendrá durante mucho tiempo.

¡Finalmente!

Después de mucho tiempo, parece que por fin saldrá a las pantallas de cine el magnum opus de Ayn Rand "La Rebelión de Atlas". Aunque su producción ha sido ansiosamente esperada por todos los libertarios de derecha y particularmente los fanáticos de Rand, no me parece que haya época más propicia para el estreno de esta película, cuando parece que el Estado se extiende más y más en sus funciones y causa más y más aletargamiento. También, en una nota personal sale justo cuando tengo lo libertario a flor de piel por eventos recientes en mi fuero interno. Esperemos que logren hacer una buena película y que no sea un desastre comercial, porque el libro sí es denso y su adaptación a una película dinámica puede ser todo un reto.

viernes, 11 de febrero de 2011

¿Finalizó la crisis en Egipto? Dudoso

Ya hoy por fin se dio el evento clave que se viene gestando desde hace semanas, y hoy ha suscitado distintas reacciones de diversos lugares del mundo: La renuncia de Mubarak al poder de Egipto. Debido a que varios medios han estado cubriendo día a día todas las protestas y reacciones del gobierno egipcio, estaba esperando el momento propicio para decir algo al respecto, y coincidencialmente hoy asistí a una conferencia sobre África del norte. Además aprovechando para adelantar estudios porque en este semestre sí que me han dado duro. Ya antes me había pronunciado sobre lo sucedido en Túnez, pero ahora que hay algo claro con respecto al país de las pirámides.

La salida de Mubarak ha generado gran optimismo en el ciudadano común, pero una somera lectura a los medios da cuenta de una notoria incertidumbre reinante. Esto se debe a que no hay un plan cierto sobre el futuro del gobierno egipcio y por ahora lo controla el ejército de ese país, lo que trae a flote un primer interrogante ¿sería posible que los militares se engolosinen con el poder? Y de ser así ¿hubiese valido la pena dejar atrás una dictadura civil por una militar? El ejército egipcio es una institución que ha tenido una fuerte presencia dentro de su país desde hace varias décadas, y en este momento se encuentran en teoría del lado de los manifestantes, veremos si dan la salida apropiada a las demandas de éstos.

Pero la incertidumbre no sólo se produce por lo que pueda pasar dentro de las fronteras de dicho país, sino las repercusiones de este cambio en el ajedrez internacional. Ya otros países árabes han mostrado preocupación porque se den manifestaciones similares a las norafricanas, más teniendo en cuenta el alcance de las comunicaciones actualmente, o apoyan lo que sucede, pero basados en una mirada pesimista. Ahmadinejad celebra porque Mubarak fue siempre reacio con los dirigentes iraníes, y Arabia Saudí porque junto a Egipto le hace frente a Irán. El que nada debe, nada teme, y no es apresurado pensar que en estos países donde la participación política ha sido vetada por largo tiempo, ahora vean surgir entre su gente estas demandas. En tal caso, la estrategia a seguir sería darle desde ya ciertos instrumentos de participación/representación, por pequeños que sean, a sus habitantes para evitarse futuros dolores de cabeza, pero dada la terquedad de los entes establecidos, es dudoso que esto suceda.

Además de eso, es bien sabido que la salida de Mubarak tiene preocupados a Israel y a los Estados Unidos. Al primer país por no tener seguridad alguna en la manutención de los tratados de paz firmados en 1979, y si Egipto volvería a mostrarse belicoso ante él. En el caso de EEUU, es claro que el saliente Mubarak era uno de sus dictadores aliados como rezago de la guerra fría, pero al parecer en este caso Obama finalmente recibió un buen asesoramiento, y asumió su papel de líder del mundo occidental, al mostrar apoyo por parte de su país hacia los manifestantes. Mejor que tener una dictadura aliada, sería tener una democracia aliada, de esta forma podría lograr que estos eventualmente no se muestren hostiles hacia occidente, y logren curvar la influencia de la temible Hermandad Musulmana.

Con respecto a esta organización, es digno de mencionar que durante la conferencia uno de los expositores señaló que la Hermandad se encargó de aquellas cosas que el Estado había abandonado, y curiosamente lo primero que se le vino a la mente fue la palabra “subsidios”. Como era de esperarse, las políticas de dicho grupo apelan a la mogolla y leche para llevar a cabo su plan de conquista al poder, el cual sería devolver a Egipto a un islamismo retrógrado. Si bien es un miedo que persiste en occidente por justa razón, valdría la pena hacerse la misma pregunta que se hizo cuando tocamos el tema de los militares en el poder: ¿Los egipcios se manifestaron contra Mubarak para dar un paso atrás?

Por otra parte, y como era de esperarse, no faltan los que toman este evento como un caballito de batalla contra su muy satanizado “neo-liberalismo”, por el hecho de que tanto Túnez como Egipto hace poco privatizaron algunas empresas y permitieron la entrada de empresas transnacionales, como si de eso se tratara el libre mercado. Sumado a eso, niegan el que el desarrollo económico esté estrechamente ligado con el desarrollo democrático, con ello niegan casos como el de Chile, o los procesos independistas. Una vez más reitero que no sólo con hacer ciertas aperturas y unas cuantas privatizaciones se asegura un desarrollo económico si éstas no se hacen bien, y además de eso el gobierno sigue gastando a manos llenas; mantiene una burocracia y unas regulaciones bloqueadoras, y sumado a todo eso tiene una corrupción alta, como es el caso de Egipto. No por nada uno de los reclamos era contra la corrupción del gobierno.

¿Por qué se dieron los reclamos? Porque el crecimiento de estos países dio la oportunidad a la gente de poder echar mano de estos, y no que se los quedaran unos pocos, y a esto me refiero a que puedan trabajar para ganárselo. Noten como en Cuba o en Corea del Norte, donde el estado controla todo, no se dan este tipo de levantamientos; sencillo, no hay nada que reclamar.

Como siempre el futuro es incierto, y como es usual en mí, la recomendación es mirar estos sucesos con cabeza fría, ya que cualquier cosa puede darse y hay que estar preparados. Sólo queda esperar que el pueblo egipcio no caiga en una nueva tiranía, incluida la tiranía de las masas, y que sea un país que sea más una ayuda que un obstáculo. El tiempo dirá cual es el resultado.

domingo, 6 de febrero de 2011

Ronald Reagan 100 años

Hoy es día para recordar a un gran hombre, un líder como pocos… y dejando el lenguaje florido hay que decir que Ronald Reagan era todo un verraco, y es una de las personas a las que tenemos que agradecer por darle la estocada final al marxismo. Oriundo de Dixon, Illinois, de un hogar pobre y resquebrajado por el alcoholismo de su padre, Reagan aprendió a valerse por sí mismo y las lecciones que deja el trabajo duro. De su madre también aprendió el valor de ayudar a los demás, e impulsado por su padre se unió desde joven a las filas del Partido Demócrata y apoyó las políticas del New Deal de Franklin D. Roosevelt.

Fue ahí donde se dio cuenta que si bien el gobierno estadounidense tenía buenas intenciones, su aparato burocrático dificultaba el que llegase la ayuda de forma adecuada, y muchas de sus políticas lo que hacían era fomentar dependencia hacia el gobierno y no impulsar a que la gente despegara; notó ahí que era más efectiva la ayuda mutua que se prestaba la gente del común entre sí. Cosa que vio durante su modesta carrera actoral (por no decir que no fue realmente muy buena) cuando fue presidente del sindicato de actores, donde además también vio como entre la progresía se escondían comunistas, que si bien en un principio dejó en paz teniendo en cuenta la libre expresión, luego comprendió que estos, así fuese únicamente en su discurso, atentaban contra su país.

Luego de retirarse de las cámaras, Reagan fue el vocero comercial de General Electric, donde paralelamente hizo discursos apoyando la causa conservadora que se gestaba en esa época, y que posteriormente encontró un nicho dentro del Partido Republicano. Fueron sus habilidades en la oratorio lo que le ganaron el apodo de “The Gipper”. Luego de apoyar la fallida campaña presidencial de Barry Goldwater, se dejó convencer por sus allegados para lanzarse a la gobernación de California, el cual pasó de ser un estado quebrado y en déficit, a ser uno de los más prósperos bajo su batuta.


En azul: estados ganados por Reagan en 1984
A pesar del buen resultado mostrado por sus políticas económicas, la oposición a él no sólo era dura por parte de sus antiguos copartidarios demócratas, sino también dentro del Partido Republicano, el cual no abandonaba a sus vacas sagradas progresistas, de hecho Bush padre se refirió a estas políticas como “voodoo economics”. A diferencia de Goldwater, el pasado radial y actoral de Reagan le confirió una mejor forma de articular sus ideas sumando también su carisma personal, logrando en sus dos elecciones unificar no sólo a todos los grupos que conforman el movimiento conservador y a las distintas facciones republicanas, sino también a los grupos conservadores dentro de los demócratas, logrando incluso en su reelección ganar por una “avalancha”.

A pesar de un atentado contra su vida, dos crisis económicas (no muy distintas a la pasada de 2008) y una huelga por parte de los sindicatos, Reagan supo sortear a todos estos obstáculos, y de paso fue clave en el proceso de colapso de la antigua Unión Soviética, y devolverle la confianza en sí mismo a su país. Algunos lo critican por no haber hecho cambios más drásticos en sus políticas, pero Reagan no era ningún radical y supo llevar a cabo una política pragmática pero teniendo sus ideales como meta clara. Un grande del cual todavía hoy podemos aprender de sus lecciones, muchas de las cuales parecen olvidadas, y el cual es un punto de partida para mucho mayor avance.

¡Feliz Centenario Ronald Reagan!

Lea aquí las 25 mejores líneas de Reagan, cortesía de The Reaganite Republican

sábado, 5 de febrero de 2011

Golazo de Cameron

Un líder político mundial que cada vez me cae mejor es el actual Primer Ministro británico David Cameron. Desde un principio se le presentó como una cara amable del conservadurismo de las islas, en contraste con aquel presentado por Thatcher de garras, colmillos y púas. Por supuesto, Cameron a diferencia de Thatcher no tuvo que pelear no sólo contra sus opositores laboristas sino con la gente de su propio partido, más el reto de ser la primera mujer peleando por el cargo de Primer Ministro, en una época que demandaba un liderazgo fuerte.

Los retos de Cameron en materia electoral fueron distintos, el hecho de tener que conformar un gobierno de coalición con los Liberales-Demócratas cuando el último gobierno de coalición se llevó a cabo durante la 2da Guerra Mundial, lo ha llevado a ser moderado en sus declaraciones, y mostrar una actitud calmada mas no por ello débil. Recibiendo un gobierno vuelto nada, enGORDado hasta ser una masa inoperante con la economía por el suelo. Manteniendo la buena línea tory, Cameron presentó un recorte presupuestal en el cual se vio en cintura hasta la realeza inglesa, y haciendo los ajustes necesarios para enfrentarse a la insostenibilidad del Estado de Bienestar europeo. Y siguiendo con esa línea se dieron las protestas que hemos visto, pero firme Cameron no se dejó amilanar por aquellos que creen tener derecho ilimitado a todo.

En el día de ayer, en una cumbre sobre seguridad en München, Alemania, Cameron arremetió contra las fallas del “multiculturalismo”. Como bien lo expuso en su discurso, dicho término se ha venido a entender hoy en día como ser permisivos, y atender cualquier reclamo sin cuestionamientos de aquellos que se autodenominan “minorías”, incluso si estos son los actos que se le han repudiado a las “clases dominantes” de un tiempo para acá. El Premier hizo bien en recordar que en su país todo el mundo es bienvenido a tener su propia fe, hizo una clara distinción entre islam e islamismo, y como el último es un extremismo que atenta contra los valores de su país.

Con su genial línea “Francamente, necesitamos mucho menos la tolerancia pasiva de años recientes y mucho más de un liberalismo activo y muscular”, Cameron hace referencia hace a una de las grandes paradojas del modelo liberal democrático. Bien hace en preguntarse si es admisible el tolerar posturas que van en contra de la libertad individual en todas sus formas y en el gobierno de las leyes, en aras de precisamente de tal libertad. Es bueno cuestionarse si tales manifestaciones realmente merecen espacios de participación, o incluso como en el caso británico, un subsidio del gobierno. Además de eso, también me trae a la mente uno de mis eternos interrogantes ¿por qué hoy en día muchos inmigrantes esperan que su país de destino se adapte a ellos, y no lo contrario?

Yo puedo enredarme, así que dejo que sea el propio Cameron el que exponga su argumento:


viernes, 4 de febrero de 2011

Las sociedades geocéntricas

Un aspecto de la historia de la humanidad se puede decir que es el ensayo y error de muchas ideas. Algunas de ellas se daban por sentado durante varios siglos, y el desafiarlas literalmente significaba la hoguera. Con el tiempo se ha podido demostrar que dichas concepciones estaban erradas, pero lo curioso del asunto es que a pesar de la evidencia, todavía existen sociedades que aseguran tercamente que la tierra es plana, que el mundo se creó literalmente en seis días de 24 horas, o que el sol gira alrededor de la tierra. Este tipo de actitudes no se limitan sólo a las ciencias naturales, bien podemos ver grupúsculos en materias sociales que se asemejan a los mencionados. Como este blog habla es de política, aquí les presento algunas tendencias que se resisten a morir a pesar de no tener ya mayor sustento:

Monarquismo: No me refiero a las figuras ceremoniales que existen en Europa, que muchos tildan ya de mero decorado. Aún persisten corrientes como el carlismo, que defienden la idea de que lo mejor para una sociedad es volver a la antigua jerarquía monárquica, basándose en una noción de orden y armonía que supuestamente existió en el “Ancien Regime” (tampoco creo que haya sido del todo terrible, pero no era un jardín de rosas).  Entonces podemos concluir que incluso los cuentos de hadas y Walt Disney son una mala influencia.

Fascismo: La idea de un individuo como parte de un todo, entendido éste como la nación, donde tiene su lugar específico, y debe dejar toda aspiración personal en pro de esa gran idea de nación. Súmenle que dicha nación va a ser dirigida por alguien enteramente capacitado para tal cargo, al cual no se le puede cuestionar. No sólo suena a algo que se le ocurriría a alguien disfrazado de Napoleón, sino que sus consecuencias son nefastas. Excluyendo el hecho que una mentalidad tan militarizada lleva a guerras, el sujetar las voluntades de todos a los deseos de la nación es algo bastante difícil de lograr, y lleva a purgas internas que debilitan desde adentro a tal sociedad.

Nazismo: Pero si el fascismo apela a la necesidad de pertenencia de la forma más díscola posible ¿qué se puede decir de la vertiente que se basa en algo tan espurio como la raza? Peor aún el sentir que alguna sea superior a las demás, cuando ni siquiera se puede dar una definición clara de tal concepto. Es por ello que toda la literatura nazi este basada en confusos discursos altisonantes, que aluden más al resentimiento y a un retorcijo de la ciencia y la historia. Lo particular del asunto es que haya adherentes a esta ideología que no encajan en su definición de raza superior, empezando por el mismo Hitler.

Marxismo/Comunismo: Como siempre me reservo lo mejor para el final. Marx en su gran cientificidad predijo que el capitalismo caería por sus propias contradicciones. Tal colapso no se ha dado, y al contrario hemos visto como el capitalismo logra reinventarse y salir a flote. Es por ello que en busca de tal colapso surgen personajes como Lenin que en aras de la igualdad crean una vanguardia para liderar al proletariado, ya de entrada estableciendo una jerarquía. Tales sociedades se presentan como un paraíso de los trabajadores, pero tienen que cerrar sus fronteras para mantener a sus pobladores DENTRO de las fronteras, y como en el caso de la Glasnost, cuando se les da la oportunidad de hablar, prefieren cambiar de régimen. Si algo cayó por sus propias contradicciones fue la URSS.

Posiblemente se me acuse de meter mis propios prejuicios en esta lista, pero creo que la historia habla por sí misma. El hecho que tales modelos políticos hayan fallado no quiere decir que haya que ignorar a aquellos que aún los promueven, la búsqueda de salidas facilistas sigue siendo un rasgo común en la humanidad, y ha sido por éste que hemos tenido que enfrentar monstruos que nosotros mismos hemos creado.

miércoles, 2 de febrero de 2011

Llorar y Llorar

Durante esta semana y media de inicio de clases me he encontrado con más de una sorpresa. Creo que entre lo  que más me ha impactado, es que estudiando en una universidad conservadora tenga que leer lecturas sobre la derecha en mi tiempo libre, y el hecho de que parecen confirmarse aquellos comentarios donde se afirma que hay un complot desde la academia, en el cual se busca adoctrinar a los estudiantes bajo ideas marxistas y totalitarias (disculpen la redundancia). No creo aún que sea un complot (me cuesta creerle a las teorías de conspiración vengan de donde vengan), pero por lo menos una de mis profesoras sí parece tener ese propósito dentro de las metas de este semestre que recién inicia.

Lo tragicómico del asunto es que se trata de una de esas personas que se ven venir, y por ello dudo lo del complot, la señora es un cliché andante. La pinta de hippie; el uso indiscriminado del vocablo “compañero” y sus derivados; el discurso dulzón; el hecho que se base en un solo texto durante todo el semestre, que obviamente es de un autor marxista; la negación de las atrocidades en Cuba, Corea del Norte o la antigua URSS, y principalmente, el argumento quejumbroso de no sentirse incluida en todos los eventos posibles, sean estos políticos o no, y siempre estar viendo opresión contra su persona. No podía comprender por qué le negaron la entrada a los Talleres Democráticos que organizan los uribistas (y como científica social que es, debería saber que no todos compartimos su interpretación in extremo de lo que es la democracia), y hay que ver el drama que armó cuando le sugerí que para efectos de objetividad, miráramos más autores para obtener varias versiones de la historia (y luego soy yo el que se sesga en un solo tipo de lectura).

Y no crean que se trata de un caso aislado, estoy seguro que se podrían compilar un sinnúmero de casos en que sectores de la izquierda están reclamando cosas por el simple hecho de existir y sin que se les pida algo a cambio. Viendo las noticias de esta mañana no me sorprendió en lo más mínimo en que el Polo Democrático Alternativo ya esté chillando porque, según ellos, no hay garantías para su partido en los próximos comicios regionales. Dicen esto basados en el Artículo 47 de la Ley 190 de 2010, el cual busca reducir el censo electoral a un número efectivo, para dejar de contar a gente que ha fallecido o que ha sido inhabilitada para votar en los últimos años por diversas causas.

En el documento original (que pueden descargar aquí) el controversial artículo era el número 53, y desde entonces dispone que el censo electoral estará conformado por las personas que hayan votado en las últimas votaciones, sean estás nacionales o regionales, los que hayan obtenido la mayoría de edad en días posteriores a dichas votaciones, y aquellos que no cumplan los requisitos anteriores que se registren para votar. Como los dirigentes del Polo muy “inteligentemente” instaron en las últimas elecciones a no votar, escudándose en que se trataba de un derecho democrático (y ahí volveríamos con las distintas interpretaciones) para sentar su voz de protesta, y ahora tal decisión se les devuelve como un boomerang en las caras excluyendo a sus bases votantes, si estas efectivamente siguieron sus “acertadas” recomendaciones claro está. Ahora, en vez de instar a sus seguidores a que se registren, simplemente amenazan con hacer un escándalo incluso a nivel internacional si no se les hace caso.

Si el Polo ha fallado, se debe más a que las ideas de izquierda radical, por no decir extrema, no pegan mucho dentro de la ciudadanía colombiana, más teniendo en cuenta que persiste la existencia de guerrillas tipo Guerra Fría, y es un hecho que nos tiene aburridos. Además de eso, cuando tuvieron la oportunidad de ser gobierno acá en Bogotá, en vez de demostrarnos que sus políticas son las adecuadas, lo que hicieron fue retroceder a la ciudad por lo menos 20 años, y empeorando los problemas que ésta ha tenido. Si a alguien tienen que culpar por alguna exclusión es a ellos mismos por no saber llegarle a los votantes, como tampoco ser una oposición realmente convincente.

Antes consideraba que el ser de izquierdas era quedarse en muchos sentidos estancado en una eterna adolescencia, donde todo parte del deber ser y se cree que hay una gran utopía donde todos serán felices y no se tendrán que preocupar por nada. Ya con los últimos acontecimientos estoy convencido en que se estancan en una mentalidad de niños de kínder que quieren salirse siempre con la suya, y cuando no lo logran, su gran estrategia es armar berrinche y pataleta. Definitivamente, la derecha es rabona y la izquierda es llorona, y yo prefiero aceptar que la vida puede ser cruel y dura, y trabajar para que las cosas se den, que vivir frustrado porque las cosas no se dan como yo quisiera.