Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

sábado, 6 de agosto de 2011

Algo muy nuestro

Hoy se cumplen 473 años de la fundación de Bogotá, y por lo tanto no quiero amargar la fiesta como tampoco hacer una publicación tan festiva como la de hace un año. Luego de mis despotricadas en la publicación anterior, ya lo de Juan Manuel Corzo es la cereza del helado, y sólo queda sumarles el hecho que el partido que en teoría debería defender la institucionalidad ha mostrado que es igual de revolucionario a los demás. Así pues, no queda mucho que decir ya.

No obstante, he de notar que ya se están dando buenos pasos para conformar el Partido Technicolor, y por supuesto estos vienen por parte del Partido Liberal. Algunos ya se están quejando al respecto aduciendo un humanismo que la verdad no les cuadra muy bien que digamos, pero ese argumento de que se va mucho dinero es rebatible a largo plazo. Piénsenlo bien: el Estado financia campañas, y ese dinero lo saca de nosotros los contribuyentes, menos partidos significan menos campañas, y por lo tanto menos carga fiscal que bien podría el gobierno recortar gasto, o gastárselo en otra cosas, según las inclinaciones de turno (creo que sería lo segundo en todo caso). Claro lo ideal sería que no gastara nuestro dinero sosteniendo partidos políticos, pero ya sabemos que ese tipo de recortes son improbables, y mejor en pocos que en muchos redundantes.

Así como comentaba en alguna ocasión, así nominalmente haya entre 8 y 12 partidos oficiales, el bipartidismo sigue siendo un fantasma que cunde dentro de nuestra cultura política. Empezando porque lo único medianamente unificador dentro de nuestro territorio son los dos partidos tradicionales, y que de hecho no se puede contar nuestra historia sin tenerlos presente. Pero algo que siempre suele escapárseme es el Frente Nacional, que realmente fue un hito en nuestra historia, y contrario a lo que podríamos pensar los fanáticos de la política, es recordado con cierto agrado por aquellos quienes lo vivieron (salvo los que se quedaron por fuera de la repartija, por supuesto). ¡Pero claro! Es que es casi obvio que la gente prefiera un sistema donde se da la impresión de democracia al haber votaciones, nadie se mata por un partido porque todos son lo mismo, cierta rotación en el mandato, y a la larga no le toque pensar por quien va a votar.

Como dije antes, el gran lío con ese sistema de gobierno tan nuestro fue el no dejar el espacio a terceras fuerzas, y ahí tuvieron su excusa para armar guerrillas (claro que ese fenómeno es más complejo, pero los reduccionismos siempre servirán de algo). Pero considero que acá le podemos dar crédito a Easton y todos los demás teóricos de los modelos sistémicos, sólo que acá en Colombia tomó 20 años para que se empezara a reestabilizar el sistema, pero nadie dijo que los procesos políticos fueran raudos, al contrario toman su tiempo. Es más, el proceso resultó hasta cibernético (que se regula solo) porque al ver que por votaciones no causan mayor mella, ya dejan entrar a esas terceras fuerzas que le eran tan molestas.

Así que enhorabuena por los rojos, están a un paso de lograr su cometido de ser el uno y medio al que le apuntan, y fuera de eso están apoyados en una popularidad altísima, o a eso le apuntan los diarios, y bien sabemos que pocos son los que leen entrelíneas (y también hay que ver qué es lo que leen). Entre más cambien las cosas más permanecen iguales, aunque espero estarme equivocando porque no es realmente a lo que quisiera que apuntasen nuestras instituciones. Pero una cosa es el “deber ser” y otra lo que en realidad “es”, y aun dejando amplio espacio para que mis observaciones sean erróneas, claramente dentro de esta alegre Unidad Nacional algo se cuece. Yo sigo la hipótesis de los que acusaron de un retorno a lo nuestro y ahora alaban al gobierno de turno ¿ustedes qué creen?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada