Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

martes, 5 de julio de 2011

Reforma Tributaria: No tan buena, pero un paso adelante

Mientras el Congreso de la República anda de vacaciones, el ejecutivo no descansa y ya tiene listo el proyecto de ley sobre la reforma tributaria para presentarlo en agosto. Esta nueva reforma busca aumentar el recaudo y a la vez promover la creación de empresas. Por fortuna, contrario a las corrientes liberales de la agenda del nuevo gobierno, este proyecto fue redactado por el Ministro de Hacienda Juan Carlos Echeverry quien al parecer es de los pocos que mantiene la línea de derecha por la cual recibieron los votos.

El modo de empleo de la reforma es bastante sencillo, en vez de recargar a los consumidores con más impuestos en productos básicos, o castigar a aquellos que se atrevan a generar empresa (y por lo tanto los tan necesitados empleos) imponiendo cargas que frenen el campo de acción de dichas iniciativas, lo que se propone es quitar tanta burocracia para agilizar trámites, no sobrecargar a las empresas emergentes, y hacer que la inversión en el agro sea más atractiva. Aunque no significa un paso certero hacia un flat tax que se presta más para generar una mayor competitividad, por lo menos se dan ciertos indicios de lucidez en esta nueva reforma.

Sencillo porque ante menos trabas, burocracia y carga existe una mayor probabilidad de que se multipliquen las empresas en varios sectores, y al contribuir cada una con su propia carga impositiva, así esta sea poca, se logra un mayor recaudo que al dejar toda la carga a unas pocas empresas, por muy duro que se les caiga. Es matemática simple, suman más 1000 personas aportando 50 pesos que 10 aportando 500. Además de eso, aún si el número de recaudo se mantuviese igual, el que haya más empresas logra generar mayores empleos como ya lo mencioné, incluso con la alta tecnificación de hoy en día. Más empresas significa más maquinaria y por ende más gente que maneje dichas máquinas, contrario a pocas empresas que cuentan con la maquinaria que éstas consideran suficiente.

Claro, no hay dicha completa, seguirán ciertas medidas proteccionistas, y esta reforma también busca “incentivos” a nuestro eterno dolor de cabeza: la agricultura. Supongo que esto se hace teniendo en mente no tanto la alharaca alrededor de este tema, sino el hecho que ya entro a funcionar el TLC con Suiza y se avecina el de Canadá. Es cierto que a estos tratados deberían quitarles la “L” porque de libres no tienen mayor cosa, porque incluso estando estos dos países en el Top 6 de libertad económica, ambos tienen medidas proteccionistas hacia ese sector, y es uno de los que entró en juego en ambos documentos. Pero es positivo ver que parte de lo que se busca es que estos países inviertan en nuestro sector agrícola, ellos tienen el dinero, nosotros lo necesitamos, ergo miremos como sacárselos de la mejor manera.

Lo más probable es que este proyecto de ley sea despedazado y cambiado más allá de todo reconocimiento una vez atraviese sus cuatro debates reglamentarios en el Congreso, porque como hemos podido presenciar, muchos de los miembros de esta coalición le copian más al discursos de la “(in)justicia social”, y ya se escuchará la pataleta de partidos retrógrados como el Polo. Ojalá el partido azul recuerde sus fundamentos y siga de cerca la iniciativa de uno de sus miembros en el gobierno, así poco a poco lograremos una verdadera economía productiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario