Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

sábado, 2 de julio de 2011

Marruecos: ¿Una nueva democracia?

A decir verdad los temas sobre Medio Oriente y la Primavera Árabe me aburren, y es por eso que poco los menciono en esta sección del blog, sobre todo al considerar que en otras partes del mundo también ocurren cosas interesantes. Es más, fíjense bien que después de “resueltos” los líos en Tunes y Egipto, no hemos sabido mayor cosa de los procesos de transición de los países, como tampoco de las negociaciones en Bahréin, mientras los medios se solazan con la violencia en Siria y Yemen, como los bombardeos en Libia.

Un caso que me llama particularmente la atención es Marruecos dado que el día de ayer se realizó un referendo impulsado por el Rey Mohamed VI (llamado M6 por la población marroquí), en el cual se aprobaba o no una nueva constitución política redactada por el mismo Rey, y tuvo como resultado un 98.5% de la votación por el “SÍ”. En esta nueva constitución se busca una efectiva separación de poderes, principalmente una justicia independiente y el establecimiento de un parlamento; mayor respeto hacia los derechos y la diversidad, entre estos mayores derechos para las mujeres, y el reconocimiento por lenguajes locales distintos al árabe; la liberalización de la economía; una mayor secularización, entre otras cosas.

Lo primero que se me ocurre ante tal iniciativa es que M6 fue bastante astuto al evitar de esta forma el efecto contagio de la región, en especial de su vecino Tunes, concediendo algunos beneficios, y saliéndole por delante de esta forma a la situación. A su favor hay que decir que desde 1996 Marruecos ha realizado algunas reformas institucionales, y que su rey no es tan impopular, siendo más preocupantes para la población temas como la corrupción y las amplias brechas económicas (suelen ir de la mano ¿no?). Aún así, al hacer esto M6 ha logrado retener varios de sus poderes monárquicos.

Es por esta razón que existe un pequeño pero vocal grupo opositor ante esta nueva constitución, principal la organización 20 de Febrero. Porque esta nueva constitución no reduce al Rey Marroquí al nivel de los monarcas europeos a ser un figura decorativa y ceremonial. El Monarca aún tiene el poder de elegir al Primer Ministro (mientras éste sea del partido mayoritario en el Parlamento) y a su gabinete, además de seguir siendo el máximo jefe militar y eclesiástico del país (en esto último no se diferencia a algunas monarquías de Europa Noroccidental). Así que esta nueva constitución es interpretada como unos simples paños de agua tibia al no conceder la total monarquía parlamentaria que se esperaba.

Sin embargo, esta nueva constitución abre el paso para mayores pasos hacia esa dirección, y por eso me parece un tanto desacertada no ver el aspecto positivo de esta iniciativa, además de la notoria impaciencia de algunos sectores. El que la transición en Marruecos se haya dado de forma paulatina y más tranquila que la de otros países de la región, nos ofrece una muy interesante oportunidad de comparar si son las revoluciones o los cambios paulatinos los que ofrecen una mayor posibilidad y oportunidad de progreso para una región en particular. Preguntas interesantes para esta época de cambio que les ha dado por llamar “globalización”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario