Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

viernes, 1 de julio de 2011

Bogotá más represiva

Soy humano, cometo errores. Pensé que los problemas de la ciudad estaban lo suficientemente complicados para lograr maniatar a quien reemplazara a Ungenio en su cargo, y en particular a Clara López. Claramente subestimé lo angurrientos que son los políticos en sus ansias de poder, y como creen que realmente los ciudadanos de a pie necesitamos de su “vasta sapiencia” para guiarnos y protegernos de nosotros mismos, tendencia que ambos espectros tienen pero de un buen tiempo para acá está subrayada en la izquierda y sus “nobles causas sociales”.

Ya Ungenio había dado muestras de ello al prohibir fumar dentro de establecimientos públicos en vez de que los mismos propietarios decidieran que es lo mejor para sus propios negocios (cosa que reclamé en una de mis primeras publicaciones). Ahora a su reemplazo le dio por decretar la prohibición de la venta de bebidas alcohólicas entre las 23 y 3 hrs (que igual a esa hora todo está cerrado) en ciertos establecimientos como tiendas o billares. Aquí está retratado claramente el pensamiento bienhechor de la izquierda, en vez de hacer que mejore el control delincuencial, la mejor medida que se les ocurre es afectar los negocios y el comercio (así digan estar del lado de los trabajadores), de nuevo quemando el proverbial sofá.

Esto se debe a una falacia que lleva siglos incrustándose en la mente de las personas, y que es del beneficio de las fuerzas estatistas, el que el Estado puede controlar la economía; lo que no advierten es que la economía son los intercambios que se dan a diario entre individuos, y por eso pretender controlarlos todos es un absurdo, y por eso se darán lo quiera el Estado o no. Es por ello que los verdaderos beneficiados con este decreto son los mercados negros de alcohol, los cuales empezarán a multiplicarse con la gravedad de que pueden colar cualquier alcohol adulterado u otra porquería. ¿Y dónde quedó el tema de la educación? Esa suele ser una de las banderas que más promueven a su favor los zurdos, pero parece que se dieron cuenta que los intentos han sido ingenuos, y por lo tanto inútiles, pero en vez de mejorar eso recurren a castigar a aquellos que dicen defender.

Ahora bien, no se queda en un simple decreto las movidas de esta señora. Si bien el gabinete de Ungenio no estaba conformado por lo que se podría llamar gente idónea, ya Clara López ha hecho varios cambios dentro de éste, lo cual estaría bien si se tratara de un periodo normal de alcaldía ¿pero por menos de tres meses? Lo más preocupante del caso es que se está aprovechando este caso para fortalecer a la izquierda rancia y trasnochada, lo cual no es un buen augurio, significa que veremos aún más medidas “sociales” como las descritas antes. Desde mi parte oscura (más bien: más oscura), considero que hasta bueno dejarles que manipulen la ciudad un rato para así demostrar lo nocivo de estas posiciones, pero por otro lado no creo que estemos para más flagelo.

Particularmente encuentro llamativo el que haya corrido a Beatriz Elena Arbeláez de la Secretaría de Haciendo, justo después de que la ex secretaria se mostrara a favor de la venta de ETB. ¿No qué López iba a impulsar un debate sobre el asunto? Por lo visto esta émula de Stalin ya está dejando en claro cómo es que van a ser las cosas con ella, así se hable de discursos de consenso y colectividad, acá no más los chicharrones de López truenan.

Muchos se alegrarán con las medidas de esta alcaldía encargada, sin ver que así es como empiezan  las encerronas  a las libertades individuales. Primero se ataca lo fácil, los vicios ya que muchos estamos de acuerdo en su carga nociva para la sociedad, y acá en principio el problema es de forma. Luego serán dádivas apoyadas en expoliaciones todo en aras de una supuesta “justicia social”. Y así vamos a ese paraíso de igualdad, igualdad de miseria y de represión, en  vez de fomentar la responsabilidad, el autocontrol y la disciplina, es mejor si estos illuminati escogen lo mejor para cada uno. Por suerte es por poco tiempo, y los bogotanos aún estamos a tiempo para escoger otro gobierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario