Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

martes, 14 de junio de 2011

La venta de ETB

Ayer llegó el recibo de la  ETB a mí casa, y revisándolo con mi esposa notamos que el consumo de telefonía fija fue lo más bajo, incluso llegando a considerar que gracias al uso extendido de los celulares en un futuro pueda que esta desaparezca o su uso sea muy disminuido. Es por ello que es visible como dicha empresa ha intentado diversificarse, particularmente por el servicio de internet que es el grueso de mi factura. Ahora la pregunta clave: ¿podrá enfrentar estos retos de forma rápida la ETB siendo aún una empresa mayoritariamente pública?

De seguro esa es una de las muchas preguntas que circulan actualmente frente a la posible venta de acciones de la ETB, lo cual ha sido todo un escándalo ya que se acusa al gobierno nacional de empujar tal iniciativa durante la suspensión de Ungenio, al ser algo que va en total contravía con la posición ideológica del Polo, y ahora el chicharrón le ha caído a la alcaldesa encargada Clara López, quien dice mostrarse abierta al diálogo en tal tema. Por su parte, el vocero más altisonante de dicha colectividad ya se ha manifestado en contra de tal venta, y en teoría ha expuesto sus argumentos, pero vale la pena mirar más de cerca.

La ETB como buena empresa pública se ha caracterizado por ser ineficiente y no importarle mucho la satisfacción de y buen trato hacia sus clientes, aunque esto mejoró notablemente desde la venta de poco más del 10% de sus acciones a principios de la década pasada, pero igual sigue siendo un elefante duro de mover. Incluso teniendo cierta competencia por parte de otras empresas de comunicaciones, como lo son Telmex, EPM y Telefónica, lo que es notorio es que de todos modos lo que se conformó aquí fue un oligopolio, y para cualquiera que haya lidiado con estas empresas es claro, porque igual el trato al cliente no deja de ser deficiente al saber que no hay mayores opciones para escoger.

Por lo tanto, ¿cuál sería el beneficio de privatizar ETB? Que por lo menos el dinero del erario, que igual proviene de los contribuyentes, no se emplearía para rescatar a una empresa cuando esta se encuentra en apuros, y de paso se le corta al ingreso a tanta rémora que suele colgarse de estas empresas, y son las que hacen que estas sean lentas e ineficientes a pesar de sus grandilocuentes cartelitos diciendo que “ETB es de todos” y que es “orgullo colombiano” (¿en serio? ¿desde cuándo?). El hecho que se venda por medio de acciones da la posibilidad para que la empresa siga en manos colombianas si la preocupación es un cierto impulso nacionalista. Ahora bien, el argumento principal de Robledo es que precisamente se ha dado una manipulación dentro de la bolsa de valores para bajar artificialmente el precio de las acciones de ETB.

Y aquí viene otro punto neurálgico, pues para las fuerzas estatalizadoras es inconcebible la fluctuación de los precios propios del cruce entre demanda y oferta, y por eso siente que los precios deben ser manipulados en “beneficio” de ciertos sectores; pero no cae en cuenta que tales distorsiones causan males más graves como la pasada crisis financiera de 2008 ¿Cómo no se van a arriesgar más de la cuenta ciertas empresas si saben que atrás va a estar papá Estado para limpiarles las cagadas? ¿Cómo no van a estar las acciones de una empresa pública sujetas a los cambios en la política como bien menciona el artículo reseñado? Más que hacer una buena defensa de la empresa pública, Robledo evidencia como su idealismo esconde su ignorancia sobre economía.

Los usuarios merecemos algo mejor, y si bien con la venta de ETB no se da un fin definitivo al oligopolio de las telecomunicaciones, por lo menos si da unos pasos en la dirección indicada, además del mencionado corte de rémoras. Al haber menos empresas del Estado, y no tener ya a papá Distrito que la empuje cuando esté mal, ETB tendrá que mejorar su servicio si se quiere mantener a flote lo cual ya es una pequeña ganancia. Robledo acusa manipulación porque aún guarda la aspiración de ser él o algún otro abanderado de la “causa” quien manipule todo este tipo de servicios para lograr una “justicia social”, que en el fondo no es más que un servicio igual de malo para todos salvo para aquellos que lo controlan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario