Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

viernes, 20 de mayo de 2011

¿De qué va el Fondo Monetario Internacional?

Dada la fama de románticos que tienen los franceses no es de extrañarse que sus políticos y dirigentes se casen con modelos, tengan 3000 amantes, o incluso que mantengan a una familia paralela de la que muestran en los medios. Tal vez fue por eso que los avances del anterior presidente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn fueron tomados como una violación por parte de la mentalidad puritana de los americanos; o tal vez sí lo fue, igual eso es problema de las cortes decidirlo. Pero la salida por la puerta de atrás de este personaje va a tener reverberaciones más allá de lo que nos quieren mostrar los medios.

En primer lugar, Strauss-Kahn era el principal contradictor del actual presidente galo Nicolas Sarkozy y el más opcionado para reemplazarlo en el cargo presidencial por parte del Partido Socialista (¿cómo así? ¿un socialista dirigiendo un ente “neoliberal”? ya veremos cómo son las cosas). Como era de esperarse los copartidarios de Strauss-Kahn ya alegan complot y jugadas sucias con el propósito de sacarlos de la contienda, pero eso es lo esperable de un partido de dicha corriente. Pero lo que sí es claro es que este escándalo le dejó la vía libre al Presidente Sarkozy para tener una reelección más cómoda, porque ahora la opción más sonada sería Marine Le Pen del National Front. Al igual que su padre y su partido, Le Pen es acusada de ser un regreso a la ultraderecha, lo cual es probable que haga que se repita la derrota que tuvo su padre ante Jacques Chirac, al ser este último percibido como el menor de dos males.

Ahora bien, en lo que respecta al FMI es de anotar que esta entidad que causa tantos dolores de cabeza, es una muestra de cómo entidades que crean los Estados con unos supuestos buenos fines logran prolongarse más de lo debido y tener un efecto adverso. El FMI fue creado en la cumbre de Breton Woods cuando el keynesianismo estaba en auge, precisamente para seguir las ideas de intervencionismo y regulación estatal y demanda agregada que se exponen en esta escuela económica. Pero una vez que los problemas de principios de los 1970 forzaran el abandono del patrón oro y demostraron la inviabilidad del keynesianismo, hubiese sido el momento perfecto para desmontarlo, pero eso no fue así. Si un error grave ha tenido el resurgimiento de la economía liberal (y lo digo como un fuerte seguidor de ésta), es el utilizar los métodos impositivos del modelo económico anterior como si la libertad pudiese ser forzada, llegando a una grave contradicción que el FMI todavía promueve.

Y es que precisamente es el poder que maneja el FMI tiene un jugoso atractivo en el ajedrez internacional. No por nada ya los alemanes se están manifestando a favor de lograr que el próximo presidente de esta entidad sea otro europeo, porque hay que tener en cuenta que ha sido el FMI quien ha ayudado a Alemania a poner en línea a los países díscolos de la Unión Europea. Por consiguiente, es una muestra más de mi hipótesis de que Alemania está usando la economía para lograr aquello que no consiguió en dos guerras mundiales: establecerse como potencia regional. Así vemos como en vez de aprovechar el momento para desmontar este aparato, se busca fortalecerlo.

Por un clavo se perdió un reino. El retiro escandaloso de un funcionario ha logrado darle un viro tanto a la política interna de un país como al sistema internacional. Mientras otros se concentran en los detalles telenovelescos del asunto, el mencionado ajedrez adquiere nuevos movimientos y nos fuerza a pensar en nuevas jugadas. No se tratan de los oscuros complots que se promueven por las redes sociales, sino las configuraciones de poder que han estado durante toda la historia y que hoy toman una nueva cara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario