Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

lunes, 18 de abril de 2011

No a la Ley Lleras

Desde hace unos días las páginas oficiales de algunas instituciones del país se han visto bombardeadas por avisos de un grupo llamado Anonymous, el cual ha tomado como emblema al popular anarquista ficticio del cómic creado por Alan Moore, V de Vendetta. El motivo detrás de estas apariciones es la controversial Ley Lleras, que el susodicho ministro ha querido pasar por el Congreso de la República, con el fin de regular los contenidos a los que se accede en internet desde las redes colombianas, teniendo como motivo la defensa de los derechos de autor. Tema de por sí espinoso y que saca a flote las crecientes pugnas por el espacio virtual.

El problema de fondo acá es el tema de los derechos de autor como también los derechos de propiedad. Teniendo yo en mi haber grabaciones de canciones compuestas e interpretadas por mí, los escritos de este blog, entre otras producciones intelectuales, y además ser un recio defensor de la propiedad privada, mi primer impulso sería entonces el que yo apoyase esta ley. Pero reflexionando un poco más a fondo, consultando algunas fuentes y siguiendo mis instintos más viscerales, me doy cuenta que todo el asunto es una real estupidez, y lo que se defiende acá no es la propiedad privada sino un monopolio (y todos saben cómo los odio).

Empecemos porque la propiedad intelectual es un bien intangible y no se crea de la nada. Fuera de eso, sólo representa un ingreso en la medida en que se hagan tangibles, es por eso que la pelea se da más por la baja de ventas de discos y libros impresos. En el primer aspecto quisiera señalar que ningún progreso se podría dar si nos pusiéramos de “justos” a otorgar patente a todos los procesos científicos, de ser así apresarían a todos los estudiantes de ingeniería por hacer uso de las leyes de Newton sin consentimiento de sus herederos, o la fundación dueña de esa patente. La obligación que sí tienen dichos estudiantes es reconocerle el mérito al físico inglés por haber sido quien las ideó, por respeto a éste y por no incurrir en engaños que pueden llegar a ser sumamente perjudiciales. Así mismo, ningún artista puede decir que no tuvo influencia alguna de sus pares y/o antecesores. Y así podemos seguir dando ejemplos.

Respecto al segundo aspecto, podemos dar casos concretos tanto en las ciencias como en las artes. En las ciencias tenemos el triste y celebre caso de las farmacéuticas que alegan el derecho de una patente (otro nombre para monopolio) para vender medicamentos necesarios a precios arbitrarios en detrimento de la sociedad, en vez de recuperar la inversión haciendo ventas a grandes volúmenes. En cuanto a las artes la hipocresía es aún mayor, al ser los que menos ganaban con las ventas de los discos los mismos artistas, y además se ven sujetos a empresas mafiosas como Sayco y Acinpro que ganan dinero con sabotear cuanto evento haya. Por supuesto, y lo digo de primera mano, lo que le genera más ingresos a un músico es su presentación en vivo, que en algunos casos hemos visto como muchas personas están dispuestas a pagar cifras astronómicas por verlos. Todo dentro del libre intercambio que a veces parece olvidarse que es la piedra angular de la economía libre.

Aparte de todo esto la Ley Lleras deja muchos huecos legales abiertos, ya que en su ejecución no queda siquiera al arbitrio de un juez, sino del autor supuestamente vulnerado lo cual más de un vivo puede aprovechar para causar más de una arbitrariedad. Sumado a esto, esto abriría el boquete para un mayor control en internet haciendo que se vulneren derechos básicos como la intimidad, ayudando al aparato estatal a tener un control indebido, imposibilitando el libre flujo de ideas, y que puede ser aprovechado por cualquier chiflado embebido de poder. A este paso me cobrarán cada vez que canto "La Jarretona" por fastidiar a la gente a mi alrededor.

Por eso Godopunk se une a la campaña NO A LA LEY LLERAS.

1 comentario:

  1. un punto en el que estamos de acuerdo. Apoteosis del mundo también se une en contra de la ley Lleras

    ResponderEliminar