Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

viernes, 8 de abril de 2011

Elecciones en Perú ¿Qué se cuece?

Este domingo se llevarán a cabo elecciones presidenciales en el vecino país de Perú. Los resultados de estos comicios son de crucial importancia para nuestro país, porque aquí está en juego el hecho de seguir teniendo un vecino aliado o si vamos a ser excluidos aún más por políticas populistas y falsamente redentoras. Es de notar que pase lo que pase cualquier resultado trae sus ventajas y sus desventajas para nuestro país siempre y cuando, como suelo anotar, sepamos afrontarlo con inteligencia. Antes de proseguir recomiendo la lectura de este artículo de la Profesora Margarita Batlle para poder contextualizar mejor.

Como bien dice la Profesora Batlle, existe cierta tendencia en Perú donde aquel que va punteando en las encuestas gana la primera vuelta y pierde la segunda, pero el hecho de que en el caso actual el puntero sea Ollanta Humala es de preocuparse. Porque la tendencia descrita es precisamente eso, una tendencia no una norma, y algo que le da fuerza a Humala es su discurso populista no muy distinto a uno usado por cierto gorila en cierto vecino país. Y teniendo en cuenta que hay una mayor tendencia a que los discursos populistas ganen muchos adeptos dada la mentalidad de pobres que reina en nuestra región, ese puede ser otro plus para la victoria de Humala.

De darse esta victoria, ahora sí estaríamos rodeados por países cuando mínimo adversos a nuestras políticas, además de perder a nuestro aliado de larga data, dejándonos a Panamá como único escape. Y es aquí donde yo veo cierta ventaja que se puede aprovechar, aunque me parecería lamentable que Perú echase un reversazo a los avances tenidos en los últimos años, este hecho de estar rodeado de países enfrascados en el retroceso bien nos podría forzar con mas veras a llevar a cabo el Plan Caribe que reseñé hace unos días. Más si se tiene en cuenta cual es el país que nos ayudaría como vía de escape.

Ahora bien, Humala no es el único representante del populismo en los comicios venideros, él tan sólo representa la versión clásica de esta práctica política. Dentro de las elecciones incas también se encuentra Keiko Fujimori, abanderada de las políticas neopopulistas (la misma ramplonada pero con políticas neoliberales) de su padre, quien dejó la presidencia por la puerta de atrás y se encuentra actualmente encarcelado. El problema de una eventual victoria de Fujimori Jr. es lo que llamó yo el síndrome de Ícaro, es decir, alguien que vuela con alas ajenas y por ello se desploma. Porque aunque no lo crean, pueden haber gobierno peores que el de Fujimori, y recordemos que fueron las políticas neopopulistas las que quebraron a la emergente Irlanda. Aún de mayor cuidado si se tiene en cuenta la reciente fusión de las bolsas de Lima y Bogotá.

Y ya que hablamos de tendencias, es curioso notar como el primer gobierno de Alan García durante los 80 fue un desastre, y su actual gobierno ha sido más bien positivo ¿Será que a eso le apuesta Alejandro Toledo? Porque su pasado gobierno no es que sea muy bien recordado que digamos, pero igual hay que tener en cuenta que lo más probable es que le tocó hacerse cargo de todos los desmadres del fujimorismo, e incluso alguien podría argumentar que el actual éxito de García está cimentado en lo poco que alcanzó a hacer Toledo. De ser así, de llegar a ganar este candidato podría darse una buena continuidad con el gobierno anterior lo cual puede ser favorable.

Finalmente debo confesar que de ser yo un ciudadano peruano votaría por Pedro Pablo Kuczynski, también conocido como PPK. Por la sencilla razón de que es la prueba de que la derecha latinoamericana puede tener un candidato que no caiga en discursos emocionales y altisonantes como los mencionados neopopulistas, además de ser el candidato que va más en línea con lo que he expuesto por este medio desde hace más de año y medio. Ahora bien, el hecho de tener doble nacionalidad, y para más piedra que la otra nacionalidad se a gringa, es el gran talón de Aquiles de este candidato por aquello de la mentalidad mencionada. Sumado a esto, su calidad de candidato “alternativo” hace que no despegue más allá de los sectores adeptos a este tipo de candidatos.

Esperemos entonces que los peruanos tengan buen pulso y tomen la mejor decisión para su país, y de paso para el resto de la región. De ganar Humala esta primera vuelta, esperemos que se dé le tendencia mencionada, como también que suceda la otra tendencia mencionada de ganar Toledo las elecciones definitivas. Así para que de ahora en adelante sólo podamos hablar de tendencias positivas en el Perú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario