Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

miércoles, 27 de abril de 2011

Baja influencia

En estos momentos no debe ser chévere ser el Estado Alemán. De seguro, es un país influyente, admirado por muchos debido a diversas razones, además de ser una vez más el primer candidato para ser la potencia continental europea. Pero de un tiempo para acá no le ha ido bien para mantener esa potencial hegemonía: le ha tocado rescatar económicamente a países en su zona de influencia, por lo tanto su población no está contenta con ello, sus aliados más cercanos se fueron a hacer la guerra en África del Norte, y ahora salen a flote otras dos perlas.

Hungría que era un país del antiguo Pacto de Varsovia y actualmente es uno de los estados de Europa Oriental que abrazó con toda al occidentalismo. Prueba de ello fue su entrada a la Unión Europea y a la OTAN, además de intentar imponer un modelo de economía capitalista. Ahora resulta que no sólo por estos lares se adolece de cambios frecuentes de constitución, Hungría acaba de aprobar una nueva carta magna que entrará en vigencia a partir de enero del próximo año con el fin de sacar de circulación a aquella que se hizo bajo influencia de Stalin.

Lo divertido del asunto es que esta constitución al parecer choca con la carta de la UE, y miembros izquierdistas del Parlamento Europeo piden revisión de esta carta. Incluso ONGs como Amnistía Internacional han pegado el grito en el cielo, debido a que el nuevo documento incluye la protección a la vida desde la concepción, la exclusión de la orientación sexual en las medidas de protección contra la discriminación, y el definir el matrimonio como entre un hombre y una mujer (me recuerda al artículo 42 de cierta constitución). A pesar que dentro de Hungría ha habido protestas por este nuevo documento, será interesante el tire y afloje entre la UE encabezada por Alemania y Hungría, la primera bien puede disuadir a la segunda por vías económicas, pero ésta puede acusar a aquella y a la UE de intervenir con su soberanía. Sea cual fuere el resultado, quedaría al descubierto  como son la relaciones en el viejo continente.

Por otro lado, Alemania está necesitada de mano de obra calificada, y por eso está a la espera de 400.000 profesionales, los habitantes de República Checa han hecho en su mayoría caso omiso de esta invitación. República Checa sigue siendo de los pocos países en el viejo continente donde se le hace el quite a la UE, y el hecho de que estén lo suficientemente bien como para hacerles el quite a los teutones, bien puede indicar que no todos están dispuestos a aceptar su influencia.

Aunque aún no he hecho un artículo sobre Rusia (pronto, pronto, prometido con la nueva sección), pero el hecho de que las cosas no estén del todo tranquilas en Europa Oriental a pesar de las apariencias puede sugerir que pueden surgir nuevos competidores en el teatro europeo. Posiblemente no con el discurso ideológico del siglo pasado, ni las barbaridades a las que se incurrió, pero acá es donde posiblemente veremos los nuevos patrones del balance de poder que se darán en un futuro no tan lejano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada