Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Tiembla Japón, y el mundo lo siente

Ahora está muy de moda en los medios noticiosos el reciente temblor y maremoto en Japón, y como al caído caerle, ahora existe una bulla pseudo-moralista alrededor de los posibles derrames nucleares en el país nipón. Al no haberme manifestado cuando hubo desastres similares en Haití y en Chile, prefiriendo no hacer mucha alharaca si no voy a ayudar y de hacerlo prefiero hacerlo discretamente, pues preferí mantener mi teclado callado ante los hechos. Pero viendo que hay cosas más allá de un simple desastre natural, considero conveniente meter la cucharada por esta vez.

Es lamentable la pérdida de vidas humanas, pero si algo ha llamado la atención sobre el pueblo japonés y su historia, es su fuerza. Tan sólo el hecho de haberse convertido en potencia mundial luego de haber recibido dos bombas atómicas es ya de por sí de respeto. Y digo respeto porque si alguna lección claro ha dado Japón es que valores como el respeto a las normas, la disciplina, el trabajo duro, entre otras, logran que unas islas que no son más que un escupitajo de tierra sin mayores recursos naturales pero sí con muchas desventajas naturales, sean uno de los países más admirados y poderosos del planeta. Si bien necesitarán una ayuda en este momento, es muy probable que salgan fortalecidos de esta.

Como bien vimos, el terremoto en Haití sirvió para hacer un llamado de atención sobre el estado de miseria en el país caribeño, pero fuera del lado humanista no fue mucho lo que conmocionó al resto del planeta, y a un año después el interés parece haber mermado mientras que Haití sigue igual. Chile creyó que no necesitaba de la ayuda extranjera para luego tener que tragarse su orgullo y aceptarla, y se le retrasó su entrada al “club de países ricos”, pero las olas del temblor no fueron más allá de sus socios próximos. Pero con Japón es a otro precio, la caída en las bolsas más importantes del mundo se sintió casi al instante, pero más que vaticinar un colapso económico a corto plazo, ya veremos que la reconstrucción del país lo que va a hacer es mover la economía, tal como lo hizo en 1945.

Y es precisamente ese carácter laborioso lo que me da para pensar que aunque sumamente peligroso, lo más probable es que logren poner bajo control a las plantas nucleares afectadas por el sismo. Aunque el griterío de los fanáticos verdes enlazando al desastre con el “calentamiento global” ha sido más bien leve, obviamente han utilizado el hecho de estos desastres para vender su causa antinuclear vaticinando otro Chernobyl. Primero que todo, las plantas japonesas son muchísimo más avanzadas que lo que era la planta en Chernobyl, además que esta vez no se trata de un país miserable y desmoralizado, y a diferencia de Chernobyl. Esto no se dio por fallas humanas sino por un desastre natural que lo más probable nos enseño mejores formas de manipular este tipo de energía, porque si se quieren reemplazar los combustibles fósiles, ni la energía eólica, ni la solar, ni ninguna de las alternativas “verdes” es tan efectiva y limpia como la energía nuclear.

Y tranquilos, todos aquellos que viven en la era del miedo impulsada principalmente por medios como History Channel, el mundo no se va a acabar. Japón se encuentra en una falla geológica que han sabido llamar el “Cinturón de Fuego del Pacífico”, y en Japón ya hace parte del día a día el que hayan movimientos telúricos, y no es la primera vez que este tipo de desastres naturales arremeten contra la humanidad (véase: Krakatoa, el temblor de Lisboa o el fin de la cultura minoica).

Sólo queda esperar que las cosas mejoren para el país nipón, y aquellos que puedan y sientan que deban ayudar lo hagan. Mientras tanto esperaremos la recuperación de este gigante, y las nuevas lecciones que esta civilización tozuda nos pueda enseñar luego de este infortunado suceso.

3 comentarios:

  1. ante la adversidad son dados para no bajar la guardia

    ResponderEliminar
  2. un poco offtopic, pero definitivamente el que dice que esto es el nuevo chernobyl está mas perdido que el que dice que el temblor fue causado por el consumo de carne, chernobyl fue causado por una suma de errores humanos, además de faltas de diseño que evidentemente fueron corregidas en las plantas modernas como es la de fukushima.
    un par de links interesantes relacionados con los 2 eventos para que cada quien compare los incidentes desde el punto de vista netamente tecnico


    fukushima:http://mitnse.com/2011/03/13/modified-version-of-original-post/
    Chernobyl:http://curiosoperoinutil.com/2006/04/27/el-accidente-de-chernobyl/

    ResponderEliminar
  3. extra:

    dato curioso, Chernobyl no fue una explosión nuclear, fue una explosión de sistema de refrigeración, que transportó algunos materiales radiactivos.

    ResponderEliminar