Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

domingo, 13 de febrero de 2011

El neutral

Un país que se menciona bastante en la charla común pero del que se sabe poco es Suiza, y más allá de Heidi, la culinaria, los cantos tiroleses y los relojes (particularmente los cucú), hay varios aspectos llamativos de este país alpino. Tal vez uno bastante relevante en los temas que se ocupa este espacio es la famosa neutralidad de este país, la cual me parece que ha sido una buena política extranjera. Pero más allá de eso vale la pena ver cómo ha logrado mantenerla, y algunas de las curiosidades políticas y económicas que tiene este país.

Lo primero que salta a la vista en materia institucional es el hecho de que Suiza sea un Estado federal, con cuatro idiomas oficiales (alemán, francés, italiano y romanche), pero posiblemente ustedes ya sepan eso. A mí me llama mucho la atención es que a pesar de tener una democracia, y una de alta participación al tener muy en cuenta la figura del referendo, el poder ejecutivo no está centralizado en una sola persona, o está dividido en dos como en el caso parlamentario, sino que está conformado por el Concejo Federal Suizo, el cual consiste de siete miembros y tiene una duración de cuatro años. El Concejo es elegido por la Asamblea Federal (órgano legislativo), y ésta misma se encarga de escoger dentro del Concejo al presidente y al vicepresidente, los cuales tienen más bien una función ceremonial, mientras los otros miembros hacen las veces de ministros. El sistema ha probado ser bastante estable ya que persiste desde 1848, y no ha tenido cambios radicales con sus miembros, todos han sido paulatinos.

En materia económica, Suiza es la quinta economía más libre en el mundo y tiene la economía más competitiva del mundo, demostrando una vez más con hechos que si se le deja funcionar a la economía, esta rinde buenos frutos. Algunos me alegaran en que allá el Estado interviene y se da el cacareado Estado de Bienestar europeo, para aclarar aquellas dudas debo decir que primero que el Estado Federal está muy al margen de las actividades de bienestar y de tasación, dejando que cada cantón se encargue de la forma que considere más adecuada en estos temas, de hecho, en temas de salud se deja que las empresas compitan libremente, protegiendo sólo a aquellos con escasos recursos [1]. Además es innegable que la neutralidad suiza va de la mano con el hecho que sea el centro bancario del resto del mundo.

 Y ya volviendo al tema, el hecho que Suiza haya podido permanecer neutral durante las grandes guerras a diferencia de otros países que intentaron asumir dicha posición fue primero porque su ubicación geoestratégica hace difícil la entrada al país, y todos los puentes estaban (o están) dinamitados, y a la primera seña de ataque estos explotan haciendo difícil el paso. Además, el servicio militar es obligatorio pero no se trata de un ejército regular como tal, sino de una milicia nacional, y por lo tanto a los reclutas les es permitido llevar su equipo militar a casa, incluidas sus armas. El resultado es el esperado, al no atreverse nadie a enfrentarse a una población armada, la criminalidad es baja en ese país.

Es por ello que no me cabe en la cabeza el que se haya pasado un plan para reformar las leyes de posesión de armas vía referendo, el cual obviamente no pasó. Algunos “progres” pensarán que esas son medidas mandadas a recoger en este “nuevo mundo de paz”, y que se evitarían algunos de los desmadres que se dan por ese porte y tenencia. Pues no hay dicha completa, y siempre habrá casos aislados con algunos locos, pero si en mayor medida da buenos resultados ¿para qué fastidiar con eso? Y es buena medida porque el derecho a la protección personal va ligado a los derechos fundamentales de vida, libertad y propiedad, y como bien lo demuestran los suizos, cuando estos derechos se tienen en cuenta, la gente se apersona de sí misma y de su país, más allá de cualquier simbología barata.

Suiza es un buen caso a estudiar, y para este blog y mi persona, un claro ejemplo de los ideales que se persiguen acá, incluso siendo muy pragmáticos. Afortunadamente ese semi-aislamiento hace que no se contagien de las buenas intenciones que labran el camino al infierno, y que se han vuelto moda en los últimos años. Una vez más digo, cuestión de entender como funcionan las cosas, y saberlas adaptar.

2 comentarios:

  1. Colombia será la suiza de américa con unas guerrillas incluidas en el esquema de gobierno. Solo se necesita que el Estado reconozca su ideario como parte de la solución política del conflicto. Escuchen las declaraciones de Cano en enero 2011

    ResponderEliminar
  2. Terminatrix!!! Ya te dábamos por muerta, como extrañábamos tus comentarios idiotas y sin sentido. Que bien, ha vuelto el humor a godopunk.

    ResponderEliminar