Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Que vaina con estas chinas (aunque en realidad son coreanas)

Un tema que está haciendo bastante bulla en el campo internacional es nuevamente el conflicto entre las dos Coreas, debido a los ataques producidos por la del Norte a una isla de la del Sur que tuvo como resultados heridos y muertos. Como suele suceder con estos eventos, la ilusión de la paz mundial una vez más es resquebrajada, o bueno, lo es para aquellas personas como Alicia Machado que creen que la paz es una convivencia donde todos andan agarraditos de la mano y somos “iguales” (no entiendo como más sino por la similitud de rasgos asiáticos que confundió a un país con otro).

Ahora sí en serio, el asunto con los dos países peninsulares es que si bien hay un armisticio firmado desde 1953, y hace diez años se firmó un acuerdo de reunificación pacífica, lo cierto es que la guerra no ha terminado, y cualquier repaso por las páginas de noticias internacionales dará como resultado los reportes de maniobras militares por lado y lado, aunque se ve más por parte de los norcoreanos. Todo esto me lleva a pensar que se trata de un simple y llano balance de poder entre los dos países, teniendo en cuenta que lo que puede guiñar la balanza a favor de Corea del Norte es su poderío militar, al poseer el cuarto ejército más grande del mundo, y haber logrado producir armas nucleares.

Corea del Sur no necesita hacer estas demostraciones de bravura, porque al igual que su vecina del norte quedó destrozada y devastada luego de la guerra, logró demostrar con creces cual fue el modelo político y económico que funcionó, y sólo basta con observar una foto satelital para darse cuenta de la ventaja que le lleva. De todos modos, sobran las pruebas de dicha ventaja. Por el otro lado, vemos que Corea del Norte sufre de constantes hambrunas que llevan a casos de canibalismo, y aspira pagar sus deudas con ginseng. Por eso no es del todo errado pensar que Corea del Norte realiza este tipo de acciones ofensivas con tal de presionar a su vecina del sur, y de paso al resto de la sociedad internacional, para que los abastezcan de tan preciado recurso como lo es la comida. Sobre todo, demostrando fuerza al tener ya un sucesor electo.

Como era de esperarse en estos casos, ya los respectivos aliados (EEUU en el sur, China en el norte) se han manifestado o movilizado con respecto a estos ataques, y ya se sabe que Corea del Sur presentará este hecho ante el Consejo de Seguridad de la ONU. China protegerá sus intereses al ser potencia en la región del lejano oriente, y lo que menos le conviene es una guerra que pueda echar a perder sus miras económicas. De EEUU bajo Obama, basándome en sus acciones pasadas donde les dio la espalda a los países aliados para intentar congraciarse con sus rivales o enemigos, podremos esperar una política de détente en vez de presiones reales y eficaces. Aún así, hay que tener en cuenta la extraña racionalidad (si es que se le puede llamar así) que tiene el dirigente norcoreano Kim Jong Il, bajo todos estos años de culto a la personalidad, primero en su padre y luego con él, no es de espantarse si llega a creerse una especie de dios en la tierra. Con alguien así es muy difícil llevar a cabo negociaciones satisfactorias, ahora súmenle el arsenal mencionado.

Ahora bien, no digo que se deban pasar por alto estos hechos, bien pueda ser que un día se les vaya la mano y si tengamos una guerra caliente la cual sería nefasta para todos. A Corea del Norte hay que saberla contener, y ver la forma de que al igual que su predecesora, la antigua URSS, de que colapse desde adentro; la dificultad aquí estriba en el hecho que el culto mencionado tiene a los norcoreanos con el cerebro lavado en gran parte, y por otra los soviéticos lograron desestabilizar su sistema porque Gorbachov porque esté les dio ciertos recursos para hacerlo, cosa que no se vislumbra en el futuro del régimen Juche, un problema que va para largo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada