Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

sábado, 20 de noviembre de 2010

El atlanticismo se actualiza

Desde que Woodrow Wilson fue presidente de los Estados Unidos ha prevalecido cierta idea de que las organizaciones internacionales son necesarias para mantener la paz y lograr la cooperación entre estados; esta idea tiene antecedentes en Kant, pero menciono a Wilson por haber sido el primero en llevarla a cabo con la fracasada Sociedad de las Naciones luego de la Primera Guerra Mundial. Desde entonces, y luego de la Segunda Guerra Mundial, hemos visto surgir cualquier cantidad de organizaciones de este tipo tales como la ONU o la Unión Europea, por nombrar a las más visibles. En su gran mayoría han demostrado ser inefectivas, o simplemente inoficiosas, principalmente debido a la lentitud de su accionar, y gastar mucho tiempo en debates mientras las cosas suceden.

No todas estas organizaciones han sido creadas con "altos ideales" en mente, tenemos también aquellas que toman en cuenta la realidad del escenario internacional, donde existe una anarquía entre estados, éstos buscan de cualquier modo satisfacer sus intereses, y la prioridad principal es la seguridad. Fue así como se creó la OTAN, basada en la doctrina del atlanticismo la cual es la alianza del mundo anglosajón que resultó victorioso en ambas guerras, y a dicha organización se unieron los demás aliados occidentales como defensa a posibles amenazas del bloque soviético. Éste respondió como era de suponerse creando el Pacto de Varsovia, dando pie a la mutua disuasión que marcó a la Guerra Fría.

Hoy en día que la URSS ya no existe, y algunos de sus antiguos miembros como Estonia pertenecen a la OTAN, existen personas que cuestionan la validez de dicha organización al no existir ya el enemigo por el cual fue creada. Ese tipo de ideas parecen contagiadas del optimismo de principios de los 1990s, cuando se pensaba que el mundo finalmente estaría en paz. Como bien sabemos la realidad es otra, y que entre más cambien las cosas, más se mantienen igual, no necesitamos inventarnos enemigos en el mundo cuando vemos su accionar en repetidas ocasiones, la diferencia clave es que este enemigo ya no se mueve tanto en la figura de los estados, sino en organizaciones invisibles con una organización más flexible.

Esa debe ser la motivación principal detrás del nuevo concepto estratégico que adoptó la OTAN en la presente cumbre realizada en la ciudad de Lisboa, Portugal. Lo curioso del asunto es que se llame a un acercamiento con el antiguo rival, Rusia; pero lo que es notable es que a pesar de tener personajes “blandos” como Zapatero o el mismo Obama, el hecho que esta organización esté liderada por el conservador danés Anders Fogh Rasmussen (de quien espero hacer un perfil pronto), demuestra la disposición de hacer un cuerpo más efectivo de acción, “recortando manteca” de su presupuesto para que deje de ser tan paquidérmico, y buscando nuevas tácticas estratégicas.

Y no es para menos en un mundo donde si bien los estados siguen siendo los actores con mayor influencia, y existen amenazas latentes en algunos de estos como Corea del Norte, Irán, Sudán o la misma Venezuela, de los cuales hay que tener precaución, y como mínimo aplicar una política de disuasión; también es claro que hay actores ocultos capaces de desestabilizar el sistema internacional, los cuales operan de forma distinta, y requieren de nuevas estrategias de contención para evitar futuros 11-s o Atochas.

Precisamente bajo este concepto de seguridad podemos ver ahora que la OTAN busca ser la policía de la sociedad internacional. Esto se evidencia en políticas como actuar en caso de que un país agreda a otro y su movilización por la red global de comunicación. Aunque esta cumbre ha pasado sin mayor pena ni gloria, supongo que no tendré que esperar mucho para que empiecen las protestas de los mamertos y todos aquellos que necesitan de cuanta excusa para tener una conspiración para justificar su lloradera. Era cuestión de tiempo que semejante zona franca que es el internet no resultara vigilada, y sí me preocupa que veamos casos de censura injustificada y que la OTAN se convierta en el monstruo el cual es su objetivo principal desde su creación, así que hay que estar pendientes de cualquier novedad.

De todos modos, es iluso pensar que los grupos terroristas desaparecerán con solo desearlo, y que la motivación tras de estos no es el poder como tal, sea en la manifestación que sea. Aún quedan por decidir en la cumbre, como el futuro de Afganistán, de cuyos errores es que se está basando el Secretario General para desarrollar estas nuevas estrategias. Por mucho idealismo que haya, la realidad nos demuestra que se deben tomar medidas de seguridad, y que así como los peligros mutan, también nos corresponde acomodarnos rápidamente para evitar futuros desastres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada