Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

viernes, 1 de octubre de 2010

Relajos en Ecuador

Ya es un caso bastante sonado los confusos eventos en el vecino país. Apenas me enteré no sabía que pensar al respecto, incluso pensaba llamar al presente artículo “Cuidado con lo que se desea, se puede hacer realidad”, al no ser Correa un estadista de mis afectos; pero no me parecería preferible tener por vecino a un país con un dictador, al ver que las primeras noticias clamaban un golpe de estado, y mi recomendación sería y es, bajar a estos dirigentes por la vía institucional. Ya con los ánimos un poco menos alebrestados, y viendo un poco mejor lo que ha sucedido, se puede hacer algún comentario al respecto.

Claramente el hecho es condenable y censurable, e hizo bien nuestro presidente en ratificar la legitimidad de Correa, no vaya y sea que luego diga el primer mandatario que el Estado Colombiano está detrás de estos hechos. Algo que se deja entrever es que no se trató de algo espontaneo, no se trató de una simple asonada que brotó de gente molesta. La manifestación, y luego el cerco al hospital donde se refugió Correa, delatan cierta anticipación y planeación; la medida del gobierno sólo fue la excusa que se esperaba para desatar el enfrentamiento. Y tiemblo al pensar en tener un país que tiene de frente una dictadura como vecino, bien podría suceder que en vez de recurrir a los organismos internacionales, quieran llevar por su propia mano retaliaciones por problemas pasados.

Pero por otro lado, es bastante evidente que Correa no ha leído a Maquiavelo, o a ningún autor sobre praxis política para tal cosa. Primero que todo, es muy mala idea bajarle el sueldo a aquellos que protegen al Estado, y por ende manejan de forma legítima las armas; es darles pie a que las manejen de forma ilegítima. Además, Correa no ayudó mucho con la actitud pugilista que asumió, desabrochándose la corbata y el botón del cuello en señal de desafío, y luego metiéndose en medio de la asonada. Correa mostró una actitud impropia de un mandatario, y deja ver su arrogancia al creerse intocable.

Y fue esta arrogancia la que lo llevó a acusar no solamente a quienes perpetraron las agresiones, sino también a la oposición política, y en particular al ex presidente ecuatoriano Lucio Gutiérrez, a los cuales no ha dejado de enlodar desde que se encuentra a salvo, en vez de llamar a la unidad nacional. Y lo único que han logrado estos hechos es ratificar el mesianismo del mandatario, quien en su visión de único salvador de su patria utiliza como amenaza su renuncia al cargo, o el recurso constitucional de la “muerte cruzada”, donde se forzaría a unas nuevas elecciones legislativas y presidenciales. Estas amenazas las hace como esperando que le digan: “no, por favor quédese, haremos todo lo que nos pida, pero salve al país”.

Claro que por otro lado, en la entrevista concedida a NTN24, Lucio Gutiérrez también acudió al recurso populista para defenderse de los ataques del presidente ecuatoriano, en vez de limitarse a condenar el hecho, y defender desde la oposición la institucionalidad de su país. Por un lado y por el otro es claro que en esta región del mundo todavía abundan los personalismos, las instituciones son de papel, y aquellos que se supone las representan, son los primeros en pasarles por encima. La situación está difícil en Ecuador, y cualquier salida en falso nos podría afectar sensiblemente en la región.

2 comentarios:

  1. Mucho gusto.
    Exelentes letras.Ya era hora de diversificar un poco este complejo de amalgamas camaleonicas como lo es el punk en disidencia.
    A que direccion email me prodria contactar?

    A.C.A.B.

    ResponderEliminar