Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

sábado, 11 de septiembre de 2010

9-11

Una gran paradoja que suele darse en Occidente es que con todos los procesos vividos donde hemos logrado la libertad de expresión y la tolerancia de cultos, es que incluso solemos admitir movimientos que van en contra de esos principios y quieren destruirlos como el nazismo, el comunismo o el fascismo. Precisamente en pro de esa tolerancia es que considero la creencia o no en un dios como algo personal, como también es algo personal como alguien quiera adorar a ese dios mientras no moleste a los demás. Es por eso que considero que el Estado debe ser secular y no debe involucrarse en el culto personal, y que la política y la religión no mezclan bien.

Así que si bien algunos podrán defender al Islam como religión y podría entenderlo, me es imposible considerar aceptable defender al islamismo, es decir, al brazo político de dicha religión, que ya nos ha dado muestras de estar en línea con los movimientos políticos anteriormente descritos en cuanto querer destruir la libertad que nos ha costado ganar, y que la gente está tan dispuesta a renunciar con tal de tener seguridad.

Por otro lado, si hay algo carcomiendo a Occidente desde adentro es un estúpido sentido de culpa por ser supuestamente el “creador de la destrucción del mundo”. Si bien no ha sido perfecto el devenir de la historia, así mismo ha sido Occidente quien ha logrado evolucionar desde esa posición de barbarismo, mientras otros aún lapidan a sus mujeres o les desfiguran la cara. Pero son los promotores de esa culpa a los que les parece totalmente natural que aquellos que atacaron erijan un templo cerca al lugar del ataque, es como si una víctima de violación  se viese obligada a darle una tarjeta de amor y amistad a su violador. Legalmente tiene el derecho a erigirlo, pero si su intención fuese conciliar, buscarían un lugar más apropiado.

Comprendo que la reacción del gobierno de Bush es muy debatible, y aún suscita varias dudas, pero fueron los radicales musulmanes quienes le dieron un motivo. Y parecen tener un apoyo tácito por parte del resto de la comunidad musulmana, la cual se empeña en hacer una invasión cultural, y hacerse la de la vista ante estas agresiones, de hecho, quien quiera ver las manifestaciones de musulmanes en Europa se dará cuenta que su idea no es la convivencia sino la dominación. Si quieren disfrutar de los beneficios de nuestra civilización, pues bien, pero que recuerden que tienen que ser ellos los que se adapten a nuestros principios y no al contrario. Acá hay un occidental orgulloso quien les dice, si quieren imponernos su mentalidad barbárica: NO PASARÁ.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada