Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

miércoles, 4 de agosto de 2010

Lo que es de todos no es de nadie

Mientras se camina por las calles bogotanas es imposible no notar la cantidad de basura que hay regadas por éstas. Cada vez que tengo la oportunidad de regresar a la Universidad Nacional, así sea de paso, no deja de sorprenderme que cada vez esté más deteriorada y vuelta nada, y ni hablar de las otras universidades públicas. En un país que aún busca su identidad, y que una consecuencia de ello es una marcada falta de pertenencia, se cumple aquello que reza en el título del presente artículo.

A pesar de que se insista que “el Estado somos todos”, lo cual no es más que una gran falacia de los colectivistas, las escenas anteriormente mencionadas y muchas otras acusan entre otras cosas primero el descuido y la falta de consciencia que abunda en nuestra sociedad, pero en particular la incapacidad del Estado para desempeñarse más allá de las funciones que le corresponden. De hecho, si tomamos como funciones básicas de un Estado el orden, la seguridad, la justicia, y podríamos incluir la infraestructura, en el caso colombiano vemos que difícilmente cumple con estas, y aún así se espera que cumpla aún más ¿Para qué? ¿Para tenerlo todo hecho trizas?

Si tomamos en cuenta a las ya mencionadas universidades públicas, las cuales no sólo muestran un visible deterioro, sino que además parecen estar en eterna quiebra, y ser el refugio de entes saboteadores como los sindicatos, grupos que protestan por cuanta cosa, e incluso se sospecha de la infiltración de grupos subversivos ¿Cómo puede funcionar algo así? Tiemblo al pensar que de tener un accidente me atiendan en un centro médico o un hospital que funcione como nuestras universidades públicas. Probablemente haya buenos médicos, pero los equipos estarían desactualizados, las instalaciones derruidas y grafiteadas, y la atención pésima. Es más, considero temible que cualquier aspecto de mi vida se vea manejado de esta forma por la excusa del “bien de muchos”.

Aunque les duela aceptarlo, las mejores cosas se ven cuando son propiedad de alguien, y dicha persona no sólo está encargada del cuidado de ésta, sino que también siente cierto temor de perderla. Por eso no sirve de mucho que las empresas pasen a manos privadas si no tienen competencia alguna que genere el mejoramiento del producto o servicio de la empresa, ya que su(s) propietario(s) tendrán que mejorar su producto para no ir a la quiebra. Es por esto que el concepto de estatalización es tremebundo, sumándole al descuido mencionado, el hecho que las empresas públicas sólo necesitan un aumento de los impuestos para mantenerse como están (sin mejora alguna), y la siempre mencionada corrupción de sus funcionarios.

Es verdad que  una buena parte de la población colombiana no tiene acceso a las empresas privadas, pero ello no significa que se deba tener una institución mediocre que supla someramente sus necesidades sin tener en cuenta su opinión, y que para sumarse al ciclo vicioso no van a apreciar. Más bien se trata de generar la forma en que puedan acceder a los servicios que mejor se ajusten a sus gustos, y que sepan apreciar tal oportunidad.

2 comentarios:

  1. Las cosas públicas no son de todos, son de el Estado, si tienen un dueño, lo que pasa es que es como cuando uno no arregla la casita de uno y todo se le vuelve m... cómo sería de bueno que los grupos aquellos que a veces dificultan el andar normal de las instituciones tomaran como bandera la calidad de los servicios, o al menos de uno, de manera que la cosa mejorara. Es que si en lugar de halar a donde se cree que es mejor se busca una alternativa a la que convenga que todos nos dirijamos, la cosa tal vez funcione. No me quejo de que existan los grupos sociales y políticops que exiten, siempre que existan por una razón y la cumplan.

    ResponderEliminar
  2. alguna vez escuché de un brasileño:

    "un perro con 2 dueños SIEMPRE termina muriendo de hambre"

    ResponderEliminar