Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

sábado, 24 de julio de 2010

Se fragmenta el mapamundi: Kosovo



Algo que recuerdo con suma particularidad de mis días colegiales son las clases de geografía, no sólo porque era una de las clases donde sobresalía, sino al coincidir esas épocas con el fin de la Guerra Fría y la caída del comunismo, a los estudiantes y profesores de esa época nos tocó pasar de dos Alemanias a una sola a la vez que brotaban nuevos países en Europa Oriental. Aunque no se ha vuelto a tener esos cambios de mapa tan radicales en los años siguientes, si se han seguido dando, y para la muestra un botón: luego de la desintegración de Yugoeslavia la región de los Balcanes ha sido el escenario de cruentos enfrentamientos, los cuales hasta el día de hoy tienen una fuerte resonancia.

Kosovo, una de las zonas más mencionadas durante la guerra en dicha región de mediados a fines de los 90, le ha sido ratificada su declaración de independencia del 17 de febrero de 2008 por la Corte Internacional de Justicia, tal declaración fue firmada por unanimidad por el parlamento kosovar, aunque hubo boicot por parte de la minoría serbia dentro de éste. Ya había antecedentes de intentos de independencia por parte de los kosovares los cuales fueron reprimidos de forma violenta por Milošević, lo que llevó a una resistencia pacífica a una armada, prolongando el conflicto en la región y haciendo que incluso interviniera la OTAN, la cual tomó a Kosovo como protectorado.

Kosovo como varias de las regiones que claman independencia en la actualidad aducen diferencias culturales, teniendo en cuenta que los serbios hablan un idioma eslavo y practican la religión ortodoxa, mientras que los kosovares hablan albano, un lenguaje con categoría propia dentro de los indo-europeos, y su religión predominante es el islamismo, aunque se dice que actualmente son más seculares. La comunidad internacional está dividida respecto a esta independencia, tan solo 69 países, entre estos Colombia, de los 192 que conforman la ONU junto con Taiwan, apoyan la independencia kosovar; y cabe recordar que para que un Estado sea nación, debe ser reconocida como tal por las demás. Pero no se trata de las divisiones usuales entre los países, si bien Estados Unidos y el Reino Unido están entre los que reconocen a Kosovo, también varios países musulmanes se han unido en solidaridad religiosa a la causa kosovar; y aliados usuales de los primeros como Israel y España se han mostrado en contra, probablemente por sus propios problemas con grupos separatistas, como también países que no se aliarían normalmente con ellos como lo son Irán o Venezuela, y entre las razones que mencionan es el respeto por el derecho y las organizaciones internacionales, al haber sido una decisión unilateral.

Y es que es difícil sentar una posición clara ante este caso, porque ya no se podría decir como el Tíbet que se trata de un pueblo oprimido por el absolutismo socialista como en la era de Milošević o antes; pero tampoco es claro si se trata de un separatismo que exige derechos pero que es opresor con aquellos que no pertenecen a su etnia como es el caso de los palestinos o los vascos. Lo que se alcanza a ver es que al igual que los otros países de la antigua Yugoeslavia, Kosovo está plagado de corrupción desde la cúpula, y su condición es obviamente frágil. Se podrá decir que la Guerra Fría ha terminado, pero acá hay un nuevo enfrentamiento geopolítico entre occidente y oriente, y sólo espero que de ratificar su independencia, Kosovo escoja el camino del imperio de la ley y la libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario