Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

lunes, 19 de julio de 2010

Obama & Keynes

Una noticia que al parecer pasó desapercibida por la sección internacional de los periódicos, fue la reciente ley que aprobó el senado estadounidense sancionando una reforma en el sector financiero de ese país, de hecho los mismos gringos parecen no haberle hecho mucho bombo, porque ni siquiera en las columnas y noticiosos de la derecha republicana reseñados en esta página no han comentado mayor cosa al respecto, algo que es curioso ya que es una clara intervención del gobierno en la economía. Las “buenas intenciones” de esta medida es evitar una crisis como la del año 2008, imponiendo medidas más severas a las entidades financieras en aras de proteger a los consumidores.

La idea detrás de esta medida bien la dijo Obama durante su campaña presidencial: “querían dejar correr libre al mercado, y lo que hicieron fue que corriera a la loca” ¿En serio? Obviamente viniendo de un político demócrata de la actualidad, Obama tiene la creencia que el mejor beneficio para la ciudadanía se ve si los mercados son dirigidos por una élite intelectual en el gobierno. Es verdad, después de la crisis del keynesianismo desde Reagan en adelante en Estados Unidos se le han dado mayores libertades a dicho sector, pero algo que Reagan no hizo y mucho menos sus sucesores que se dedicaron a echar reversa a sus políticas, fue liberar al mercado financiero de la mano estatal.

Aquí se puede observar una clara muestra de lo que sucede cuando se otorgan libertades sin otorgar las responsabilidades adjuntas. Cada vez que en Estados Unidos una entidad financiera entra en crisis, el gobierno le da el famoso “bail out” para que siga funcionando, lo que en vez de generar empresas sólidas curtidas en la competencia, la economía gringa tiene ahora que lidiar con gigantes tragones que no temen arriesgar el dinero de sus clientes, “muy grandes para fallar”, causando las famosas burbujas, porque saben que si la embarran papá gobierno les va a ayudar. De tener la libertad de establecer sus propias tarifas y demás desregulaciones, pero sin ayuda alguna de los contribuyentes, lo más probable es que las empresas sean más cautas al saber que el mínimo resbalón podría llevarles a la quiebra.

Pero hay algo subyacente en todo esto, desde que supuestamente las medidas keynesianas sacaron a esa nación de la Gran Depresión (la cual duró 10 años y luego los metió en la guerra), en las cuales hay que mover la demanda, y es mejor que la gente no ahorre sino hacer que invierta para que se mueva la economía para así hace fluir la economía, porque como bien dijo Keynes: “A la larga todos estaremos muertos”. Esas consecuencias se ven en la muy criticada cultura consumista de los gringos, y peor aún, que su economía está actualmente basada en el sector financiero, lo que es un craso error. Es por eso que su economía se está viendo rezagada por la alemana, suiza, y japonesa, y ni que decir de la china, las cuales están basadas en la industria y la manufactura, y al comerciar con bienes reales, tienen ganancias reales.

Según el líder demócrata, Harry Reid, estas medidas impedirán que haya empresas muy grandes para fallar, pero ya vemos que no pararán los “bailouts”, sino que más bien se exigirán ciertos niveles de liquidez a las empresas entre otras condiciones, lo que conducirá más bien a un monopolio u oligopolio avalado por el gobierno gringo. Son casos como este los que no sirven como ejemplo para anotar las malas movidas, y como el gobierno, por muy buenas intenciones que tenga, logra causar más perjuicios que alivios.

1 comentario:

  1. Se repite lo de la época de Keynes, el mercado libre funciona, sin embargo es como un hombre al cual se le vendan los ojos y que con anterioridad vio la linea que tenia que seguir, al principio la sigue porque la memorizo de cierta manera, pero después se termina desviando, el mercado libre y la economía planificada funcionan pero hasta cierto punto y eso quedo totalmente demostrado en la época de Keynes y en esta influenciada por Hayek.

    ResponderEliminar