Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

miércoles, 30 de junio de 2010

Y a fin de cuentas ¿Qué es el uribismo?

Dentro del amplio campo de la ciencia política la rama que más me interesa y me llevó de nuevo a las aulas, es la que se ocupa de las teorías, doctrinas e ideologías políticas, y los posibles resultados de la implementación de tal trabajo intelectual. Espero con ansias la llegada de un libro sobre dicho tema y la clase al respecto que voy a ver una vez se reanude la temporada escolar, pero ni ese libro, ni la cátedra al respecto me explicará de forma satisfactoria la pregunta del título al tratarse de un fenómeno reciente y de corte local, así que me tomaré el atrevimiento de hacer algunas observaciones.

Antes de proseguir con este artículo quiero hacer una salvedad: La pregunta la hago de forma honesta, e invito a los uribistas a que me den sus propias explicaciones para así llegar a una definición más satisfactoria, y no tomaré en cuenta los comentarios de los opositores acérrimos, quienes suelen reducir todo a la expresión “fascismo neo-liberal”, lo que demuestra gran ignorancia ya que el fascismo pregona que todos los ciudadanos se deben al Estado, mientras que el neo-liberalismo busca la menor intervención estatal posible.

No es la primera vez en la historia que un conjunto de ideas toma como nombre el apellido de quien las propuso y/o implementó, el ejemplo más claro es que más de un siglo después aún se habla de marxismo, la forma más nociva del socialismo, el cual degeneró durante el siglo XX en los temibles leninismo, trotskismo, estalinismo, maoísmo, chavismo, etc. dando a pensar que es muy curioso que una doctrina supuestamente “del pueblo” sufra de tantos personalismos. Por el otro lado del espectro tenemos más ejemplos como los reaganomics, el thatcherismo, o los rogernomics que marcaron un regreso a los valores, por lo menos en lo económico, del liberalismo de antaño; o también tenemos el caso del fortuynismo, el cual está marcado por un fuerte anti-islamismo (cosa que le costó la vida a Pim Fortuyn). A continuación presentaré algunos aspectos que posiblemente definan qué es el uribismo.

Seguridad: Si hay algo claro en este país es que los grupos armados, y principalmente las FARC, no están dispuestas todavía a una salida negociada del conflicto, lo único que les interesa es que se les devuelva sus antiguos militantes ahora capturados. Y es verdad, un grupo ilegal no dejará las armas mientras se sienta poderoso, por eso la mayor propuesta del gobierno de Uribe, la tan mentada “Seguridad Democrática” que en principio era un programa bastante complejo como para resumir en dos líneas, actualmente es básicamente un grito de batalla contra las guerrillas de no cederles ni un milímetro, aprovechando el desengaño que produjo el chasco del Caguán en la población colombiana. Por eso la máxima consigna del uribismo es lograr la seguridad del país, así sea erradicando totalmente a los grupos armados. Si bien este tipo de procesos son complejos, y para hacer un omelette hay que romper unos huevos, aún no es claro hasta donde estamos dispuestos a llegar para tal propósito.

Confianza Inversionista: El país necesita dinero y éste no se consigue simplemente imprimiendo más billetes, por eso una de las razones utilizadas por el uribismo para fundamentar la necesidad de seguridad mencionada anteriormente es la de poder atraer el capital extranjero y lograr un mercado competitivo en Colombia. En un mundo cada vez más globalizado los colombianos y sus empresas deben estar a la altura de la competencia internacional, y que mejor forma de foguearse que compitiendo con empresas de afuera. El problema ha radicado en que se ha vuelto tan imperante atraer ese capital foráneo, que algunas empresas se han visto con más beneficios que otras, lo que no es realmente una condición para lograr una buena competencia. Colombia debe liberar sus mercados, pero también debe tomar los pasos adecuados para hacerlo a su modo y salir beneficiada por ese proceso.

Presidencialismo: Retomando las ideas de Bolívar, quien promulgaba que el ejecutivo debía ser fuerte, y alguna vez propuso la figura de una presidencia vitalicia, el uribismo promueve la idea de que para lograr sus objetivos, y en particular su objetivo principal de la seguridad, se necesita de una autoridad fuerte y central, más teniendo en cuenta que los dos mandatos anteriores se caracterizaron por tener una imagen débil. Es por este motivo que desde el primer mandato de Uribe se ha buscado darle más poderes al ejecutivo, empezando por introducir de nuevo la figura de la reelección, que si bien era necesaria para terminar con la tradición del “bandazo” donde un mandato nuevo implicaba acabar con las medidas del anterior y empezar de nuevo, se estaba llevando a tal extremo que no se tenía en cuenta el boquete institucional que se estaba dejando. Otras señales claras de la tendencia presidencialista del uribismo, son las fuertes peleas entre el presidente y la rama judicial, la cual es la menos dispuesta a cederle poderes, y muchas de las acciones tomadas en los Consejos Comunales, donde el presidente interviene hasta en lo más mínimo. Por supuesto se necesita de alguien fuerte llevando las riendas, pero entre más abarque dicha esa autoridad, menor rango de acción va a tener.

Culto a la Personalidad: Un rasgo que va de la mano con el aspecto anterior. Hablar en contra de Uribe, o incluso hacerle una crítica con la mejor intención, es tomado por el uribismo como un acto de traición, a veces ni siquiera a su figura sino a la patria misma. Si bien el primer mandato de Uribe tuvo muchos aciertos, parte de la problemática del segundo puede verse en que ya muchos de sus seguidores valiosos tales como Gina Parody se alejaron diciendo que él ya no aceptaba que se le contradijera. Un error grave en el que puede caer todo líder es la vanidad, y el mismo Uribe auspiciado por un séquito de aduladores ha promovido la idea que él y sólo él puede llevar a cabo la “salvación” del país, y ya muchos creen que su sola presencia es garantía de un resultado positivo, de ahí a que lo apoyen para ser alcalde de Bogotá. Varios reyes murieron no a manos de sus enemigos sino de sus cortesanos, olvidaron aceptar el consejo sabio y se creyeron infalibles, un poco de mesura y cautela por parte de un líder no es algo malo, al contrario, es algo recomendable.

Claramente tengo un sesgo a favor de los dos primeros aspectos, y uno en contra de los últimos. Además, este es un tema que puede dar para un libro entero tomado con mayor cuidado, y una mente más avezada. Espero haber dado uno de los primeros pasos para redondear un tema que ha sido relevante en la historia del país en la última década, y que probablemente nos dará vueltas en varias presidencias más.

10 comentarios:

  1. Me gustó; y sí, es un inicio de un trabajo largo.

    De manera grosera y apresurada me arriesgo a decir que el uribismo no corresponde a una ideología política del nivel de las que nombra al principio, independientemente a si son deseables o no, pues no tiene tanto alcance ni un programa definido y total en lo que respecta a una ideología política. Más bien me atrevo a decir que gracias al presidencialismo que nombra y a la gran aceptación de la imagen de Uribe por parte del pueblo es que se habla de uribismo sin que ello implique que exista dicha ideología como tal (¿o acaso existe una política llamada kennedyanismo? y fue un presidente bastante popular.

    En definitiva: una cosa es la imagen y otra un programa político definido y alterno; en ese sentido creo que el uribismo es lo que representa la imagen de Uribe, gracias a aspectos como los enunciados por usted, pero sin llegar a ser una ideología política.

    ResponderEliminar
  2. De manera personal no creo que el Uribismo sea un movimiento político, ahora usted dirá que lo que digo lo digo desde un punto de vista anti-Uribista, pero por muy que esto sea cierto, hay detalles que demuestran que esto no es un movimiento político, sino un movimiento publicitario.

    Ahora yo nunca acusaría a el Uribismo de ser fascista, pero entiendo la confusión de los que lo hacen, ya que la mayoría de los que lo hacen me dicen a mi fascista y es porque la mayoría de la gente que usa ese término lo hace porque no sabe lo que es en realidad el fascismo y creen que cualquiera que no siga sus ideas es un fascista.

    Ahora, regresemos a el por qué pienso que el Uribismo es un movimiento publicitario y no un movimiento político: la real academia de la lengua española.

    http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=publicidad

    Cuál es la definición de publicidad acá? Divulgación de noticias o anuncios de carácter comercial para atraer a posibles compradores, espectadores, usuarios, etc. Sin ir más lejos miremos la campaña política del ahora presidente electo Juan Manuel Santos, el comenzó su campaña diciendo que no sería un títere de Uribe, sus afiches eran naranjas y se promocionaba como “Santos presidente”, pero tan pronto como las casas encuestadoras dijeron que había la posibilidad de que perdiera (asumo que las casas encuestadoras hacen sus encuestas por facebook), su publicidad cambio, sus afiches ahora tenían una U y lo llamaban Juan Manuel, dos nombres que podían ser usados con el logo del partido de la U (que para aquellos que no sepan, quiere decir “partido social de unidad nacional” y no “partido de Uribe”, lo cual en mi opinión ayuda a esa pequeña confusión con el fascismo).

    Pero antes de eso pasaron muchas cosas que hacían que la definición de publicidad aflorara, como las vallas de “gracias presidente”; gracias presidente por los 280000 créditos del ICETEX y todas las demás que por ahora no recuerdo, lo que me trae a: quien creó esta fundación?, porque las gracias se las dieron al presidente durante la época de elección?, yo no le doy las gracias a nadie hasta que acabe el trabajo, pero bueno, tal vez es porque soy un maleducado.

    Ahora, para donde va el Uribismo? A quien apoya? Va para la derecha o para la izquierda?, los movimientos políticos suelen ser claros en sus ideales ( y esto lo dice alguien que pertenece al partido verde) pero el Uribismo en cuestiones de guerra suele jalar a la derecha, en cuestiones sociales suele jalar a la izquierda y en general suele jalar a donde más atraiga electores, muestra de esto es la segunda campaña política de Uribe en la cual prometía acabar con la guerrilla y con la ley de justicia y paz ayudar a todos los lideres paramilitares a conseguir su libertad al “confesar” todos sus crímenes.

    Bueno, prefiero dejar ahí, pues creo que estoy muy al borde de dejar de ser objetivo (si es que lo fui) y empezar a expresarme como un anti Uribista y decir pendejadas de las que si no tengo pruebas pero que muchos consideran verdades a gritos.

    ResponderEliminar
  3. A fin de cuentas, el uribismo fue una rosca paisa que tuvo 8 años para robar (ahora me piden pruebas). con Santos vuelve la rosca bogotana, y quién sabe hasta cuándo. Si seguimos así, lo que va a haber es una guerra civil entre partidos de derecha. Bienvenida sea, porque así más facilito las FARC-EJÉRCITO DEL PUEBLO nos abre el camino de una Constituyente popular, y ténganse de atrás. Suerte!!!

    nupalom

    ResponderEliminar
  4. si ve? le dije que lo dejara hablar, no hace mas que decir supuestos y tonterias!!!

    ResponderEliminar
  5. "si ve? le dije que lo dejara hablar"...Muy democrática la expresión. Señor, si quiere pruebas del asalto erario cometido por el uribismo, solo tiene que buscar en la prensa el escándalo de la zona Franca de Mosquera. Y espero que no me diga que esos moachos sí son emprendedores y echaos pa'lante, porque según este blog no se debe vivir del Estado, con lo cual estoy de acuerdo.

    ResponderEliminar
  6. ¿Cómo así Terminatrix? ¿Ud. está de acuerdo en que no hay que vivir del Estado? Explíqueme eso, porque lo que usted defiende es un control TOTAL por parte del Estado de todas las funciones de la sociedad, si bien Marx promete una especie de anarquía colectivista, el Estado anterior que aparece claramente ejemplificado en el Manifiesto es lo que en la práctica han demostrado ser países como Cuba, Corea del Norte, o la antigua URSSS, donde incluso es el Estado el que decide cosas tan nimias como que ropa se ponen; lo cual demuestra por un lado que una anarquía es inviable, y segundo que Marx proponía apagar una hoguera echando más gasolina. En serio necesito una clarificación.

    Lo de Mosquera no se lo discuto, y ahí efectivamente hubo mano de un Estado Mercantilista, si no tiene idea de que es eso, le recominedo que lea un poquito más allá de sus acostumbrados panfletos.

    ResponderEliminar
  7. a ver punketo, creo que tienes una intoxicación mental porque el susodicho Marx no promete nada. Marx no es un utopista (favor no confundir con autopista), sino un economista que advirtió que el capitalismo dará paso al socialismo por la lucha de clases. Esto de la lucha de clases es lo que la fauna clase media de las ciudades no comprende, y por eso terminan en engendros como el uribismo. Y déjame decirte que el socialismo NO ES QUE NOS PEGAMOS DE LA TETA DEL ESTADO, sino que le amputamos las tetas y se acaba la recocha de los honorables congresistas robándose todo de acuerdo a la ley. La "clase política", como la llaman ustedes, tiene que pagar las consecuencias de sus delitos. Y, SEÑOR PUNKETO, EL ESTADO TIENE QUE HACERSE CARGO DE LA EDUCACIÓN, SALUD Y PENSIONES (derechos adquiridos) de la clase trabajadora (esa sí bien llamada clase). Esas son las cosas que se piden al Estado. Lo demás son fantasías suyas.

    ResponderEliminar
  8. Creoq ue alguien debe leer con más cuidado el Manifiesto, y no soy yo

    ResponderEliminar
  9. Aquí clarito está:

    1.a Expropiación de la propiedad inmueble y aplicación de la renta del suelo a los gastos públicos.

    2.a Fuerte impuesto progresivo.

    3.a Abolición del derecho de herencia.

    4.a Confiscación de la fortuna de los emigrados y rebeldes.

    5.a Centralización del crédito en el Estado por medio de un Banco nacional con capital del Estado y régimen de monopolio.

    6.a Nacionalización de los transportes.

    7.a Multiplicación de las fábricas nacionales y de los medios de producción, roturación y mejora de terrenos con arreglo a un plan colectivo.

    8.a Proclamación del deber general de trabajar; creación de ejércitos industriales, principalmente en el campo.

    9.a Articulación de las explotaciones agrícolas e industriales; tendencia a ir borrando gradualmente las diferencias entre el campo y la ciudad.

    10.a Educación pública y gratuita de todos los niños. Prohibición del trabajo infantil en las fábricas bajo su forma actual. Régimen combinado de la educación con la producción material, etc.

    Tan pronto como, en el transcurso del tiempo, hayan desaparecido las diferencias de clase y toda la producción esté concentrada en manos de la sociedad, el Estado perderá todo carácter político. El Poder político no es, en rigor, más que el poder organizado de una clase para la opresión de la otra. El proletariado se ve forzado a organizarse como clase para luchar contra la burguesía; la revolución le lleva al Poder; mas tan pronto como desde él, como clase gobernante, derribe por la fuerza el régimen vigente de producción, con éste hará desaparecer las condiciones que determinan el antagonismo de clases, las clases mismas, y, por tanto, su propia soberanía como tal clase.

    ResponderEliminar
  10. RESISTENCIA, en verdad debe leer con más cuidado a Marx, sin prejuicios acerca de que su política es la deseable mientras que el capitalismo es lo peor, lea usted, entienda usted, no se vicie. Y deje de contradecirse también: "NO ES QUE NOS PEGAMOS DE LA TETA DEL ESTADO, sino que le amputamos las tetas (...) EL ESTADO TIENE QUE HACERSE CARGO DE LA EDUCACIÓN, SALUD Y PENSIONES". Si no hay Estado, o si no tiene tetas de las cuales mamar los recursos ¿cómo puede tener la obligación de dar algo que se le quitó?

    ResponderEliminar