Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

lunes, 28 de junio de 2010

A un metro de las elecciones

Una semana después de la segunda vuelta presidencial aún siguen los artículos y comentarios sobre Santos y su futuro gobierno de unidad nacional. Pero mientras se enfrían las reacciones por la victoria santista, tras bambalinas suceden otras cosas, particularmente en Bogotá donde a poco más de un año para efectuarse las elecciones para alcalde, ya empiezan a moverse los nombres de los posibles candidatos. Y no es que los ánimos estén para volver pronto al agite de unas elecciones, pero varios eventos que parecen aislados comienzan a explicar el afán por volver a la temporada de campañas.

Este artículo describe en que va el proyecto del metro para Bogotá. Si bien el transporte público en esta ciudad ha sido un dolor de cabeza desde hace décadas, y también todo candidato a la alcaldía ha intentado lucirse con una solución definitiva; Samuel “Ungenio” Moreno ha desgastado toda su gestión en empujar como sea el proyecto del metro, mientras el resto de la ciudad se cae a pedazos. Desde el año pasado Ungenio ha recibido el espaldarazo del presidente Uribe en su proyecto, pero aún así Planeación Nacional declaró que el proyecto aún no convence, y Samuelito está que pasa por encima del que sea para que el proyecto inicie durante su alcaldía a como dé lugar.

Sumado a eso, aún persiste el debate por la situación de transporte masivo en la carrera séptima, ya que al parecer de hacerse el metro no vale la pena hacer el “transmilenio light” propuesto para esta avenida. Además de la junta de vecinos del sector se han sumado al debate el concejal David Luna y el exalcalde Enrique Peñalosa. Por lo pronto se puede decir que el proyecto del metro, si se hace de forma expedita, iniciará con el sucesor de Moreno.

Este otro artículo habla sobre los posibles candidatos en la elección capitalina. Esto basado en los comentarios proferidos por el presidente Uribe de que le suena lanzarse como posible burgomaestre bogotano. Me sigue pareciendo increíble que Uribe en vez de acceder al alto nivel que le dará el ser un expresidente, y ser asesor o crítico de futuros mandatos, quiera degradarse a un nivel anterior; es como si un egresado universitario quisiera repetir el grado 11. Algunos dicen que es su vocación de servicio, otros su gusto por el poder, lo cierto es que sigue mandando el mensaje de que si no es con él, no hay gente apta para gobernar en este país, lo cual podría enfrascarnos en un peligroso círculo vicioso.

Por otros lados, y al parecer para no quedarse atrás, ya suenan los nombres de los candidatos de otros partidos. Por ejemplo la excandidata vicepresidencial por el Polo, Clara López, suena como la candidata del partido que en dos mandatos echó perder todo lo bueno que se había logrado en esta ciudad durante la década de 1990. Por el Partido Conservador suena Andrés Felipe Arias, el famoso “Uribito”, quien de la misma manera que lo hizo en la consulta azul, asegura que se necesita de una administración uribista (pero no menciona la palabra “conservadora” por ningún lado), y que estará dispuesto a quitarse del camino si finalmente se lanza su mentor. Por el Partido Liberal suena el nombre de David Luna, y Enrique Peñalosa está buscando el apoyo del Partido Verde para lanzar su candidatura.

¿Ven las coincidencias? Dejándome llevar por el impulso local de ser siempre malpensado, me inclino a decir que lo que se busca acá no es mejorar la situación de la capital colombiana, sino de llevarse el crédito por la creación del metro. Ya quisiéramos ver que se peleen la responsabilidad por las cosas que han quedado chuecas, o aquellas a las que no se les dio una buena continuidad (aprovechando la moda de esta palabra). Ya se mueven los engranajes y los taladros, pero la ciudad sigue cayendo en el caos, y nadie piensa más allá de su protagonismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada