Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

lunes, 14 de junio de 2010

No fue motivo de alegría nacional (lastimosamente)

Entre ayer y hoy se ha dado la operación “Camaleón”, en la que fueron rescatados el General Mendieta junto con otros tres secuestrados, y en este instante se están realizando los protocolos que suelen seguir a estos eventos; un abrazo fraterno a los cuatro liberados y a sus familias, y espero que de ahora en adelante sólo vean alegrías. Y debería ser motivo de alegría el que cuatro personas retenidas de forma ilegal recuperen la libertad, pero ya empezaron a salir a flote los zurdos irredentos y demás creyentes conspiracionistas a enlodar las acciones mencionadas.

Yo insisto en que prefiero la paz a la guerra, de verse una opción clara para terminar con nuestro conflicto interno de una manera expedita y sin sangre yo la apoyaría. Pero a pesar de lo que insista Piedad Córdoba, esa opción no es clara todavía. Empezando porque no hay una clara voluntad de las FARC de entablar negociaciones, de ser así liberarían a quienes tienen secuestrados y le pondrían un alto a las agresiones. El mal llamado “intercambio humanitario” no es posible porque este grupo guerrillero hace mucho tiempo perdió su calidad de grupo insurgente, y no fue por simple capricho del actual gobierno, esa decisión fue tomada hace varios años por comités internacionales; por lo tanto los guerrilleros presos no son presos políticos, son criminales apresados. Además las acciones hablan más que los hechos, la pérdida de tal categoría es algo que debió haberse hecho hace décadas y no años.

Si bien este tipo de conflictos dan para que las fuerzas militares cometan garrafales metidas de pata, y es apenas justo que se exijan procedimientos legales contra los causantes de estas, y claridad por parte del gobierno; es ridículo, por no decir que estúpido, atacar a toda la institución militar cuando de ésta ha dependido que los grupos insurgentes se hayan tomado el poder. Pueda que haya algunos locos que crean que una dictadura marxista hará más felices a los necesitados, pero muchos sabemos que esa no es la solución.

Ahora bien, tampoco faltan los que ven este acto como una cortina de humo por parte del gobierno para tapar los escándalos mencionados, o bien una treta publicitaria del uribismo para ganar votantes en las próximas elecciones. Lo único que puedo pensar al respecto es que así tendrán la consciencia para pensar que todo lo que se hace tiene una manipulación detrás, más que un presidente específico, las fuerzas militares han tenido logros importantes porque tienen más apoyo del gobierno y de la ciudadanía que en épocas pasadas.

Estamos desde 1809, sino es que antes, en guerra. Podría aventurarme a decir que la raíz del problema es que no nos hemos podido poner de acuerdo en el tipo de país que queremos, y no hemos comprendido en realidad del trasfondo de las palabras república, consenso o respeto. Enhorabuena a los liberados y a los militares que lograron el rescate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada