Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

lunes, 7 de junio de 2010

Lo que se ve para el 20

Quedamos entre dos candidatos, los cuales manejan muchas pasiones, pero para aquellos que procuramos no dejarnos llevar por éstas y que además seguimos alguna corriente política definida, estamos desconcertados al no saber por quién votar, y como bien lo dije antes, estas elecciones son más una cuestión de forma que de fondo. Pero las cosas pueden ir más allá, miremos por qué:

• Me considero una persona realista, yo sé bien que en Colombia no se dará una economía de libre mercado en un solo periodo presidencial. Ambas propuestas económicas se podrían tachar de neo-liberales, pero sólo en la medida en que reconocen que es el sector privado quien genera la riqueza de una sociedad. Ojo, ninguno de los dos proponen un Estado que no intervenga, de hecho uno se considera de “Tercera Vía” a lo Clinton o Blair, y ya vimos como eso degeneró el “Conservadurismo Compasivo” de Bush Jr. y posteriormente en Obama, o en el truculento gobierno de Gordon Brown; y el hecho que diga que va a bajar impuestos no es garantía de que lo vaya a hacer, además ¿bajárselos a quien? Lo que vimos en este gobierno a terminar que sólo fue a unos cuantos, no a todos para mejorar la competencia. Por el otro lado nos ofrecen mayores impuestos y una mayor austeridad fiscal, lo primero es bastante creíble dado su historial, pero es bastante dudoso que se lleve a cabo una verdadera reforma fiscal que empiece a emparejar nuestra economía hacia una más libre, y tantos mensajes de equidad sólo pueden ser respaldados con más gasto público.

• Como bien lo anota uno de mis compañeros en la universidad por medio de su blog Céntrelo, lo que prima en la política de Colombia es el liberalismo, pero no en su etimología original, sino aquel que se desprende de uno de nuestros partidos tradicionales, una cosa rara que se debate entre la socialdemocracia o casi el socialismo y la mencionada “Tercera Vía”, pero eso sí, al venderse como el partido del pueblo, prometer cuanta reforma social desde López Pumarejo, y al desdibujarse el Partido Conservador como un grupo de rezanderos oportunistas, era de esperarse tanta popularidad. Y siendo honestos ¿Qué partido político puede ganar unas elecciones prometiendo que tratará a los ciudadanos como adultos responsables? No es de extrañar que entre los candidatos 2 hayan sido herederos liberales de pura casta, y otros dos tuvieran la palabra “liberal” en su partido.

Es por esto que realmente no hay una competencia ideológica, todos a la final le apuntan a lo mismo (o eso dicen), y por eso el Partido de la Unión busca la “Unión Nacional” como bien señala Alfredo Rangel en su última columna, todo se ha diluido hasta que dicho partido no es más que un “catch-all party”, una empresa de captura de votos para hacerse del poder sin ideología alguna, una perpetuación del “gobierno en gerundio”. Y los verdes no es que se queden atrás, bien vimos que los antiguos tres rivales por la alcaldía de Bogotá ahora andan de la mano en todos los eventos, así estos hayan representado plataformas bien distintas entre sí (y aún lo hacen); y por eso no sorprende que a pesar de las declaraciones de legalidad, no se descarte si bien no una adhesión, sí una colaboración por parte del Polo.

• ¿Los mueve la ecología y por eso van a votar por los verdes? Pamplinas, así como la sociedad posmoderna ha satanizado la palabra “neo-liberal”, y por eso tenemos a nuestros dirigentes hablando de Estado Comunitario o Social de Mercado para vender la idea de que permanecerá la propiedad privado pero con un Estado que mete mano; así mismo, se ha vendido la idea del ecologismo, la preservación de la naturaleza, y demás ideas paranoides. Así como todos prometen lo mismo ¿en serio creen que ningún candidato va a tener una propuesta ecológica? Y de ser cierto, olvídense, el Partido Verde dista de ser como los partidos europeos que comparten ese color, es sólo otra forma de subirse a esa moda.

En este orden de ideas quedamos una vez más en las mismas, teniendo que decidir entre el menor de dos males. Voten bien.

3 comentarios:

  1. que absurda contradicción!
    como va ha existir un punk godo, A LA MIERDA!

    me suda la polla

    ResponderEliminar
  2. Entre los 2 males como dices, me parece que el partido verde en el poder seria un descanso democratico merecido para nuestro pais, despues de 8 años de Uribismo.Igual los 2 candidatos piensan seguir la misma linea en terminos generales.

    PD: Santos terminara subiendo impuestos a mi parecer, pero electoralmente es mas picaro que Mockus, por eso no lo reconoce.

    ResponderEliminar
  3. Me matan los punkeros locales que quieren ser españoles..... me matan de risa

    ResponderEliminar