Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

martes, 15 de junio de 2010

Gobierno en Acción

¿Problemas sociales? ¿Falta de oportunidades? ¿No tiene ingreso? ¡Para eso está Súper-Gobierno! Quién viene desde hace tiempo solucionándonos todos nuestros problemas, con sus increíbles poderes y facultades especiales. Y ahora, desde el gobierno de Pastrana Jr. tenemos el increíble Familias en Acción, un excelente programa que da ayudas monetarias a madres cabezas de familia, haciendo que el papel de los padres sea cada vez más irrelevante, y puedan dedicarse a cosas más interesantes como gastarse el sueldo en cerveza o embarazar a más mujeres desprevenidas, y así aumentar el número de suscritos a tan augusto programa gubernamental.

Por supuesto, el gobierno ve como positivo el aumento de gente en Familias en Acción, mostrándolo como un gran logro en la lucha contra la pobreza. La pregunta que cabe hacerse es: Si para recibir los beneficios de dicho programa hay que ser pobre ¿el qué aumente el número de afiliados no querrá decir más bien que ha aumentado el número de pobres? Lo que es aun más interesante del asunto es ver como la sabiduría popular hace presencia con el viejo y conocido refrán de “es mejor pájaro en mano que cien volando”, porque cualquier persona que reciba los beneficios de Familias en Acción y del SISBEN los pierde si consigue un trabajo digno y con cubrimiento de una E.P.S., entonces ante la incertidumbre de no saber si un mejor trabajo sea duradero, la gente prefiere asegurar esos beneficios y hacer su dinero extra en la informalidad de la que tanto hablan nuestros candidatos.

No, no se trata de un programa para que la gente que tiene pocas oportunidades tenga un empujón y logre despegar por sí misma; más bien recuerda las lecciones de Hayek, donde muestra que entre más intervenga un gobierno en aras de una “igualdad” lo que se iguala es la pobreza, y el control totalitario del Estado se agrava. Por eso no sorprende que un temor bastante presente en la mayoría de los votantes sea que un candidato llegase a quitar tal subsidio, y mucho menos que existan acusaciones de clientelismo por parte de candidatos que aprovechan estas dádivas para manipular votaciones municipales, gubernamentales e incluso presidenciales.

Siguiendo las peligrosas nociones keynesianas de aumentar la demanda a como dé lugar, y con eso no disparar la economía, sino como vemos una vez más, mantener las estructuras establecidas. Lo más tenaz es que ya en nuestra mentalidad no cabe pensar en una política que en vez de convertirnos en unos mantenidos, nos forme y nos permita recoger los frutos de nuestro propio trabajo.

5 comentarios:

  1. De acuerdo... lo mejor es el trabajo, los regalos se pueden acabar, pero el trabajo se puede mantener

    ResponderEliminar
  2. Tranquilos goditos punk, que el socialismo los pondrá a trabajar, y mucho.

    Ahora bien, no fue Pastrana el que se inventó los subsidios y el agujero fiscal, ni Uribe tiene la culpa de que exista. Son los peces gordos del régimen los que tienen que responder, cuando se acaba la torta y la gente pide más. A esos peces gordotes es a los que vamos a buscar, y tendrán que pagar compartiendo el poder político con el pueblo. Poder real, no la mierdita electorera que a ustedes, goditos, tanto les gusta. En fin...

    Por Colombia socialista, Ni un paso atrás!!!

    ResponderEliminar
  3. Pero trabajar en su repartición de miseria a favor de su intelligentsia como esclavos, no para el crecimiento propio y poder disfrutar del talento propio.

    Y no espanta alguien quien fusila una imagen de Terminator 3, y todas sus ideas son un copy+paste de otros archivos. Como buen socialista no propone ninguna idea original, y es de suponer que usted no es más que un niñito de mamá jugando a ser rebelde. Cuando trabaje, se gane su sueldo, y pueda defenderse solito hablamos ¿Bueno?

    ResponderEliminar
  4. por el culo a los comunistas, esta mas que probado que ni sirve, es como comparar un beta a un blueray ... de hecho me ofende tan solo la comparacion!!!... adios

    ResponderEliminar
  5. Siempre tenemos que recordar que pese a vivir en un país de creencias principalmente católico cristianas, es más común ver como la gente prefiere que le regalen el pescado que aprender a pescar, con eso en mente hay que ver hasta qué punto deben llegar los programas de supuesta ayuda social, no sé qué tanta ayuda se le dé a alguien al regalarle su sustento y peor aun si dicho regalo es vitalicio, o con la fabulosa condición de no conseguir trabajo.

    Ahora, a miedo de parecer Facho (sobre todo ante los socialistas, aquellos hermosos seres que parece no recordar que el partido Nazi era el “partido nacional socialista” y acusan a cualquiera que no piense que todo lo debe regalar el gobierno de “Facho”) las leyes de igualdad son ridículas, porque:

    1.Las leyes de igualdad suelen ser demandadas por minorías y suelen ser leyes para las minorías, no para todos.
    2.Las leyes de igualdad hablan mucho sobre los derechos, pero casi nunca sobre los deberes, o cuando ha visto una mujer peleando por el servicio militar obligatorio para las mujeres o un homosexual exigiendo que en los bares gay no haya rechazo por los heterosexuales?
    3.Si estas leyes se aplican principalmente para las minorías, lo único que hacen es marcar las diferencias entre las minorías y crear resentimiento por esto.

    Este es el tipo de cosas que hacen que me tachen de fascista, porque pienso que todo el mundo tiene las mismas oportunidades, sin importar sexo, credo o raza; que los derechos y los deberes van de la mano y unos no se deberían exigir sin los otros.

    Pero bueno, es un estigma que no me molesta llevar, ya que como nos ha demostrado el increíblemente locuaz RESISTENCIA, alias Terminatrix (usted sabe, las maquinas en el futuro son socialistas), los izquierdosos rara vez tienen un discurso distinto al del pez gordo, el proletariado, el pueblo, y el mejor de todos, el “ni un paso atrás”, que para mi demuestra su carencia de visión, es decir, si alguien me da buenos argumentos, yo estoy más que dispuesto a dar un paso atrás.

    ResponderEliminar