Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

viernes, 25 de junio de 2010

¿Dos culturas? Más bien ninguna

Existe un excelente libro de C.P. Snow llamado “Las Dos Culturas”, donde el autor expone claramente la rivalidad existente desde hace más de un siglo entre aquellos que ejercen la ciencia y aquellos que practican las artes. El autor muestra la lamentable situación de ignorancia voluntaria en la que caen ambos bandos, los artistas no se preocupan por conocer los mínimos rudimentos de la ciencia, y a su vez los científicos no tienen idea alguna de las grandes obras maestras. Un problema del libro es que fue publicado por primera vez hace 51 años, de haber sido escrito el día de hoy, Snow se estuviera agarrando la cabeza, ya que dicha rivalidad se está perdiendo, pero no para bien.

Uno de los retos en mi labor como profesor de idiomas es poder lograr que los alumnos se atrevan a hablar y discutir en los cursos avanzados. El texto guía recurre a temas de actualidad como política, globalización, o ecología, eso sí con un claro sesgo progre, pero para eso está el profe, para armar la controversia. Normalmente la reacción a las discusiones que propone el libro son recibidos por unas expresiones en blanco, y no es porque no conozcan las palabras que necesitan, es porque simplemente no tienen opinión alguna. Cambio de estrategia y les pido que ellos propongan el tema, sólo para recibir risitas pendejas y la misma expresión de vacuidad ¿Qué se puede esperar de una persona de más de 20 años cuyo programa favorito es ‘Rugrats’? Claro, cuando se les llama la atención por su ignorancia se ofenden, como buenos exponentes de las nuevas generaciones sin disciplina.

Lo peor del caso es que no se trata de personas que podrían alegar que por su “condición” no han tenido mayor acceso a la educación, son personas que se llenan la boca diciendo que vienen de los mejores colegios, y que estudian o son egresados de las universidades más prestigiosas. Es triste pensar que en un país donde un diminuto porcentaje de la población tiene acceso a la educación superior, aquellos que tienen esa oportunidad no se interesan por ver más allá aun cuando sea dentro de su propia carrera. Como bien dice una persona cercana quien lleva 30 años en la academia, se trata de una horda de “analfabetos útiles” que se aprenden las recetas y las fórmulas necesarias para ir pasando en un oficio y no más. Son como algunos de mis compañeros en la universidad que quieren ser politólogos y no leen ni las noticias.

Algunos alegan que muchos estudian algo que no les gusta porque este mundo moderno los “obliga” a escoger aquellas carreras que son más productivas. Lo que no terminan de explicarme es como habiendo cada vez más graduados con títulos en ingeniería pero no tenemos avances tecnológicos en Colombia y sí muchos profesionales desempleados; pero si vemos que aquellos que se comprometen en cuerpo y alma a su profesión, si bien no se hacen millonarios, logran tener una vida plena en todos los sentidos. Y aún sí ese es el caso, no logro comprender como no hay algo aparte de la carrera que los motive a estudiarlo y a apropiárselo, y como mínimo tener un tema de conversación. Pero no es así, de hecho no les basta no tener mayor interés por el mundo que les rodea, sino que resienten cualquier intento por otra persona de compartir algún tipo de conocimiento con ellos, al considerarlo aburrido y que para eso tienen el computador… por supuesto si Facebook no les quita mucho tiempo. De hecho, hoy en día existe un ridículo orgullo por no ser bueno en los números y/o por no tener gusto por la lectura.

Es imposible que una persona lo sepa todo y no tenga temas que no le interesen. Pero me parece realmente deprimente que pasemos por la vida sin alimentar nuestras mentes y desaprovechar a las personas que pueden retar a nuestros cerebros. No podemos aspirar a hacer grandes avances si no desarrollamos nuestros conocimientos, creatividad, retórica y capacidad de raciocinio. Los computadores pueden fallar, el internet puede colapsar, y los libros se pueden estropear; pero lo que carguemos en nuestras cabezas durará por siempre.

1 comentario:

  1. Pasa un muchos paises, pero me consta que es algo de un tiempo para aca en Colombia.

    ResponderEliminar