Siguiendo la línea conservadora de Johnny Ramone, el capitalismo de los Misfits, el republicanismo de Agnostic Front, el derechismo de Combat 84, y la irreverencia y estridencia propia del género.

Una revisión de los hechos desde una mirada de Nueva Derecha: Republicana en lo político, Neoliberal en lo económico, y Realista en lo internacional.

lunes, 30 de noviembre de 2009

Algunos ven el vaso medio vacío, y otros medio lleno. Yo lo veo muy grande

Ayer domingo se llevaron a cabo votaciones presidenciales en Uruguay y Honduras, cuyos resultados pueden dar pie a muchas discusiones dependiendo del punto de vista del cual se las mire. Como suelo tener una opinión muy marcada sobre este tipo de eventos, quisiera presentar mis conclusiones al respecto:

-El vaso medio lleno: A mediados de este año que ya termina fuimos sorprendidos con que una vez más se produjo un golpe de estado en Latinoamérica, algo que considerábamos superado en esta región; y era natural sentir algo de aflicción al respecto. Pero cuando salió a flote la realidad de los hechos, es bueno reconsiderar lo sucedido. La toma del poder se dio porque la Corte Suprema Hondureña emitió un fallo planteando que el referendo propuesto por el entonces presidente Manuel “Mel” Zelaya ire ilegal; con este referendo pretendia tumbar la constitución, y hacerse reelegir indefinidamente, como bien le aprendió a su líder intelectual, el Gorila Rojo. La Corte Suprema ordenó al ejército sacar a Zelaya, y retomar el control de las instituciones; que si bien es criticable la torpeza con la que ejecutaron este cometido, es de notar que se nombró como presidente de facto a un civil, Roberto Micheletti. No sólo era un civil, sino que prometió y cumplió que se llevarían a cabo elecciones generales en el país, donde la mayoría de hondureños pusieron sus votos con orden y en paz, siendo éstas fueron un éxito. Lo mejor del caso es que ganó Porfirio Lobo del Partido Nacional, el candidato de derecha, y con eso nos aseguramos que Honduras no siga respaldando al ALBA, y que si no nos apoya directamente, por lo menos no nos va a estorbar; si él sigue los principios del conservadurismo correctamente, hay una luz al final para su país. El Gorila Rojo, Lula el “Moderado” y los demás esbirros del socialismo podrán morderse la lengua todo lo que quieran, las elecciones fueron legítimas, y Honduras quedó por fuera del área de su influencia.

-El vaso medio vacío: Así como Honduras salió del área de influencia del Gorila Rojo, Uruguay acaba de entrar con toda a ésta (sino es que estaba antes) pero de todos modos ratificó esa posición. Aunque se veía venir desde antes de la primera vuelta, el hecho de que José “Pepe” Mujica ganara las elecciones es para preocuparse. A diferencia de Lula, el saliente presidente uruguayo Tabaré Vásquez, logró vender su imagen de izquierda moderada, y por lo menos se abstuvo de participar en la arrinconada que le pegaron a Uribe en la cumbre de Unasur, y la verdad a pasado desapercibido para Colombia. Con Mujica debemos alistarnos para las barrabasadas de un nuevo esbirro, un anciano borrachín que justifica las vías de hecho (de no ser así, no hubiese sido guerrillero), y es probable que meta a Uruguay en el ALBA, iguale con rasero la pobreza, y se meta donde no lo han llamado. Cabe anotar que me parece bizarro que quienes sobrevivieron a sus actos violentos, tengan que verlo hoy como el dirigente de su nación.

-El vaso muy grande: Se puede ver como parece que la situación de nuestro vecindario quedó en tablas. Aun así, hay que tener en cuenta que están bastante cercanos los comicios en Bolivia y Chile; que si bien Evo Morales aprendió bien las medidas coercitivas e intimidatorias de su maestro Chávez para perpetuarse en el poder, todo parece apuntar que en Chile va a ganar Sebastián Piñera, el primer candidato de derecha de ese país que logra zafarse de la sombra tiránica de Pinochet, y sería invaluable tener por aliado a un país como Chile. Además el año que viene también habrá votaciones en Costa Rica y en Brasil los cuales aun no arrojan mayores luces sobres posibles resultados, pero sería agradable ver que el ecléctico, y a veces indefinido, PSDB le ganara al PT de Lula; por lo menos suelen tener en su coalición al partido Democratas, que al parecer es el único partido derechista brasileño.

No olvidemos que en 2010 nosotros también estamos en temporada de elecciones, que lastimosamente tienen un velo de incertidumbre al no saberse bien si Uribe se lanza o no, y si es viable su postulación. Aunque los países vecinos no deben ser un factor determinante a la hora de hacer nuestros votos, nos toca considerar si queremos continua con la misma línea de gobierno, o entrar al círculo de miseria del ALBA. Es nuestra elección.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Una nota pequeña

Es de sorprenderse, y más aun de aterrorizarse, el paso del presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad por suelo suramericano. Con esta visita se desenmascaró el presidente Lula, quien ya podemos ver que no es tan moderado como lo quieren pintar, y vemos como Chávez en su delirio paranoide contra el supuesto imperio, es capaz de asociarse con individuos de esa calaña. Era de suponerse que el tan nombrado Socialismo del Siglo XXI encontrara un aliado en un régimen opresor, racista, panóptico y tirano; la máxima expresión del izquierdismo pretendiendo saber cómo la gente debe llevar su vida. Les saldrá el tiro por la culata cuando Irán ya no los encuentre útiles, porque ante los ojos del islamismo radical, no dejan de ser infieles que deben ser convertidos a las buenas o a las malas. Cuando hablamos de este tipo de comportamientos, no se trata de otra cultura con costumbres distintas con las que hay que hacer un esfuerzo por convivir, se trata de algo que atenta directamente con nuestras creencias y nuestro modo de vida, lo cual debemos rechazar de forma tajante y sin consideraciones.

El pantallazo del Bojote

Hay un club político muy curioso en los países democráticos que es el de los ex presidentes. Al haber pasado por semejante cargo, hablan desde un punto de experiencia, y los medios paran oído a lo que tienen que decir. Al parecer la entrada a dicho club se limita simplemente a aquellos que pasaron por la presidencia. A mí me parecería genial que la entrada se limitara a aquellos que tuvieron un balance por lo menos regular en su mandato, y por eso mismo me parece incomprensible e inconcebible que se le esté parando tantas bolas a Ernesto Samper Pizano.

No he conocido a la primera persona que haya vivido en Colombia entre 1994 y 1998, independientemente de su filiación política, que hable bien de su gestión. No sólo por el escándalo del proceso 8.000, donde debió por respeto a la ciudadanía haber renunciado así fuese culpable o no, y dedicarse a su defensa legal, así se estile en este país a aferrarse a un cargo público cuando se enfrenta una batalla legal; también dejó al país más vaciado económicamente con sus planes sociales que solo han causado más desorden, y dándole fuertes reversas a la apertura económica. Pero principalmente, lo peor que pudo haber hecho Samper, es que una vez más perdiéramos confianza en nuestro país. Bien hubiera hecho si se hubiese retirado silenciosamente cuando entregó la presidencia.

Opinar, puede hacerlo todo lo que quiera, aquí existe la libertad de opinión. Pero parece de locos que los grandes medios estén tan dispuestos a darle tanto espacio a alguien que no goza de buena popularidad entre la gente. Además para las baladronadas que dice, ya existen Gustavo Petro, Piedad Córdoba, y demás chiflados que creen que hacer oposición es ver con buenos ojos a grupos criminales, y hacerle la corte a los bramidos ególatras del Gorila Rojo. Por lo menos estos otros no le aceptaron una embajada al presidente Uribe cuando empezó su mandato.

Finalmente los medios están cargados de mucha basura, y es decisión de cada uno que quiere ver y como lo interpreta. Que éstos insistan en mostrar a este tipo de personajes demuestra que no hay tal cosa como la neutralidad y la imparcialidad en las noticias que publican. En una nota positiva, esto hace que nos esforcemos un poco por mirar más allá de lo que nos venden.

¿Quién dijo MIEDO?



La banda californiana FEAR fue una de las bandas que empezó el giro del estilo punk a su corriente más fuerte, el hardcore. Aunque no fueron tan imaginativos en el campo musical como otras bandas de su generación, la mayor cualidad punk de esta banda es su capacidad para enfurecer a las demás personas, en particular a otros punks; especialmente su cantante, Lee Ving, el cual hace relevante a esta página, ya que se trata de uno de los voceros más fuertes del punk derechista, tanto así, que al discutirse hace un tiempo la posibilidad de reunir a la banda original, el baterista dijo que lo hacía solamente si el guitarrista de esa época también volvía, ya que al igual que él, es de pensamiento izquierdista, y entre los dos pueden contener a Ving (una muestra más de que los liberales son unos endebles.)

La canción que les presento, es un ataque a la pomposidad intelectual y liberal de la ciudad más grande de los Estados Unidos; aunque admito que muero por ir allá, y muchas de mis bandas favoritas son oriundas de ésta. Fue la gema de la corona en la controversial presentación que hicieron en el muy neoyorquino “Saturday Night Live”, donde agradecieron a la ciudad de Nueva Jersey, recibiendo los abucheos del público, e instaron a todos los punks que habían venido de Boston y Washington a armar pogo en el set de grabación, para que finalmente el productor decidiera cortar la transmisión. Lastimosamente ese video ya no se consigue en YouTube, así que los dejo con éste que es igual de bueno.

viernes, 20 de noviembre de 2009

El legislativo cuenta

Discutiendo con un amigo sobre mi indecisión frente a las próximas elecciones. Elecciones presidenciales debo aclarar, porque mi interlocutor me hizo caer en cuenta que no había considerado por quién votar para el Senado y para la Cámara de Representantes. Hasta yo caigo en la trampa de dejarme obnubilar por el ejecutivo, y creer que es el sector más importante en el poder ¿De qué sirve un presidente que tiene un congreso mayoritariamente opositor, si éste no le deja pasar ningún proyecto de ley?

Acto seguido me puse a investigar que opciones tiene el Partido Conservador. Encontré las listas de candidatos a las dos cámaras del congreso en la página principal del partido, y mientras tanto en otra ventana buscaba por Google los nombres de cada uno de los nombres en las listas, para que ver que propuestas tienen dichos candidatos. Hasta ahora sólo he investigado a los 34 aspirantes a una investidura en el Senado, y ya los resultados son penosos. Por lo menos la mitad no tiene ni siquiera una página en Facebook, de los que sí tienen, la mitad son cuentas personales, por lo tanto toca agregarse como “amigo” para ver si por lo menos por ahí tienen presentada alguna propuesta. Otro tanto sólo aparecen en enlaces sobre hechos escandalosos recientes. Aquellos que si tienen por lo menos una página en una red social, suelen tener un corte muy localista, incluso llegando a proponer cuanta dádiva gubernamental que ya no se logran distinguir de un liberal o un populista cualquiera. Por suerte encontré algunos que tienen página propia, y presentan propuestas coherentes, y después de echarle cabeza un rato me decidí por Diego Arango, el cual creo que está más en línea con mis planteamientos. Espero no me decepcione.

Cuesta creer que en un cargo que es elegido a nivel nacional, sus candidatos no aprovechen los medios que ofrece la era de las comunicaciones, aun más cuando faltan seis meses para las elecciones. Basándome en las propuestas localistas mencionadas, me atrevo a pensar que estos candidatos piensan conseguir sus votos a punta de usar su popularidad en las regiones que representan. Es ese tipo de acciones lo que hace que muchos pierdan la fe en la democracia, al ver que se presenta gente con fama más no con ideas. Si en serio queremos ser un partido fuerte y moderno, no podemos seguir con viejas tácticas populistas, debemos mostrar que lo que tenemos son ideas y proyectos serios, y que estos realmente tienen un soporte ideológico.

jueves, 19 de noviembre de 2009

De Caballero a Paladín

¿Cuál es la diferencia entre un cachorrito y un izquierdista? Que el cachorrito deja de chillar cuando crece. Esto es particularmente cierto en nuestro país, donde el ser quejumbroso se ha vuelto todo un arte. Y no un arte subterráneo como los conciertos de música extrema o el teatro experimental, no, un arte digno de galardones y alta publicidad. En particular cuando gran parte de los medios están bajo el control de aquellos que de niños o adolescentes vieron el ascenso y la caída del Cliché Guevara; y todavía se les aguan los ojos cuando hablan de éste, y que a pesar de todos los ejemplos que les ha dado la historia, aun creen que el socialismo es un sistema viable e igualitario; y despotrican del sistema que sacó de pobres a sus padres, y los tiene hoy viviendo con un buen ingreso. Y para más piedra, sienten que aún representan rebeldía alguna.

Estas voces “acalladas”, los comunistas de coctel, tienen a su gran paladín en Antonio Caballero; un inspirado escritor que hace sentir la furia de esta élite intelectual que se siente mal por su vida de lujo, y que creen que alguien más, no ellos, deberían hacer algo por los desfavorecidos. En sus columnas semanales vemos como es de fácil despotricar contra toda medida que tome el gobierno de turno, sea éste conservador, liberal o de otro partido. También vemos que hechos criminales como un atraco a mano armada, o una expropiación de tierras legales, son justificables ya que hay gente padeciendo hambre (que ni se les ocurra una vía honesta para ganarse el pan). Y lo que es mejor, nos enseña como es de cómodo quejarse sin cesar y no proponer nada. Nada de nada. Las pocas veces que se le atisba alguna acción positiva, es algo desfachatado como votar por Carlos Gaviria, o medidas que se salen de cualquier institucionalidad.

Yo lamento el hecho de que la gente tenga que irse de su casa por escapar de actos violentos, como los campesinos que dejan sus tierras, o como cuando este señor se fue en la era de los grandes carteles a España por amenazas contra su vida. Pero en el caso de él parece que le benefició mucho, ya que esa orden de paladín parece que la recibió allá por parte de los mismos reyes. Al igual que sus seguidores, es curioso como puede ser de anti-yanqui e ir en contra del supuesto imperio, y a la vez ser tan hispanofílico ¡Adora al país del cual nos independizamos! Tanto así, que es capaz de defender la herencia más bárbara que recibimos de esa cultura, la tauromaquia, mientras se da grandes aires de ser una gran mente.

Hay columnistas con los que no puedo compartir sus ideas, pero por lo menos me puedo dar cuenta que tienen planteamientos claros y proponen alternativas a lo que creen que no se está haciendo bien, y no son tan llorones (aunque siempre pareciera que fuesen a romper en lágrimas). Antonio Caballero no es más que la muestra de a que pueden llegar los intelectuales: bravatas que en el fondo no son más que pataletas, una pedantería infladísima que hace que crean que están por encima del bien y del mal, y que su palabra es ley; y la esperanza que todas sus grandes ideas las haga alguien más y no ellos mismos. Si en serio creen que hay que hacer una gran redistribución de riquezas, ¿por qué no distribuyen la propia, y nos muestran como eso sí funciona? Muy fácil hablar por hablar.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Un metro... menos de calzada

Desde que tengo memoria siempre se ha hablado de lo problemático que es el transporte en Bogotá. Es de esperarse que en cualquier programa que presente un candidato que aspire a la alcaldía bogotana incluya un plan para darle alguna solución; no importa lo desfachatado, lo chiflado, o lo desorganizado que éste sea, siempre hay un plan para mejorar nuestras calles. Además de la mogolla y leche usual del Polo, y el irredento apoyo que recibe por parte de la élite intelectual rola, Ungenio se las arregló para venderles el cuento a los bogotanos de la creación de un metro. Un metro en Bogotá es una cuestión que trasnocha a los capitalinos desde hace décadas, y se volvió una envidia regional cuando Medellín construyó el suyo.

No importa que nuestras principales avenidas sean un chiste y no estén al nivel de las de otras grandes ciudades; no importa que hayamos vuelto a la temporada de lluvia de meteoritos, ya que varias de nuestras calles parecen trincheras de la segunda guerra mundial; mucho menos importa que a pesar de los esfuerzos hechos, las empresas de buses sean mafias, y los conductores de éstos presten un mal servicio y sean en su mayoría unos gamines, al igual que mucho taxista y motociclista; esos son aspavientos que Transmilenio esté colapsado y no se le haya dado la continuidad requerida, porque claramente ese fue un modelo “pro-rico” que sólo favoreció a los de esa clase (al parecer son muchos porque la última vez que usé ese servicio estaba a reventar). Despreocupémonos por los peatones que andan desprotegidos, porque si bien muchos aún cruzan por donde se les da la gana, incluso cruzando correctamente y en calles residenciales, los conductores no tienen problema en echarles el carro encima, pitarles e incluso encimarles un madrazo; claramente son ellos los dueños absolutos del asfalto. ¡Todo esto se solucionará con la llegada del metro!

Además, este proyecto será parte del Sistema Integrado de Transporte, Sitp, donde un sólo tiquete servirá para montar en bus, metro, Transmilenio, y el futuro tren de cercanías. Todo eso pinta muy bonito, pero recordemos que lo va a estar manejando el gobierno distrital; muy bueno para hacer mal manejo del erario público, en particular si se trata de un mandato del Polo. Probablemente como en la primera fase de Transmilenio haya que hacer fila para entrar, y para salir. Eficiente ¿Verdad?

Igual, una vez más me adelanto a los hechos. En los ya dos años de alcaldía, Ungenio no ha logrado llevar a cabo mayor cosa con respecto al metro, y el asunto aun está en veremos. Tenemos otros dos años con un burgomaestre obtuso y demagogo, que las únicas iniciativas que parece apoyar, es que la tan mentada “justicia social” sea cobrada por sus “victimas” a punta de chuzo e invasión del espacio público. Más que pensar en posibles revocatorias, que desde Peñalosa se vienen haciendo sin éxito alguno; toca reflexionar si hemos aprendido algo de dos mandatos que echaron a perder lo que se había logrado en tres, si seguiremos dándole apoyo a un partido que claramente no sabe lo que hace, y que por ende ha disminuido nuestra calidad de vida, y la calidad de la ciudad donde vivimos.

lunes, 16 de noviembre de 2009

Una mediación desigual

Últimamente leer noticias se me ha hecho aburrido, y ni hablar de la TV que hace ver que lo más relevante es un reinado de belleza, y fijo la ganadora será el titular principal en todas las grandes cadenas de prensa el día de mañana. Muchas de estas no son más que prolongaciones de temas que ya he tocado en esta columna, incluso en la revista Semana en su edición más reciente publicó una larga editorial declarando lo obvio; bueno, obvio para cualquiera con dos dedos de frente, es decir, que no crea en las promesas del socialismo; que Chávez es otro loco paranoide imponiendo un régimen destructivo, como lo son los regímenes absolutistas, que está en la misma línea de Hitler o de Gaddafi. Es apenas lógico que las amenazas de guerra contra nuestro país por parte de este orate sean motivo de preocupación, así sólo esté cañando, y que algunos países ya se hayan ofrecido como mediadores en el conflicto.

El último lingote del Gorila Rojo, además de los rayos que lanzará para que llueva, es que no necesita mediación alguna ya que no existe, según él, crisis alguna. Eso sí, insiste consecuentemente con su delirio en que se retiren las siete bases militares gringas en territorio colombiano, ya que atentan contra su gran proyecto revolucionario. Por eso era de esperarse que el gobierno de Obama, acostumbrado a dar venias a gobiernos extranjeros, no sirviera de mediador. Que Zapatero quedara también por fuera a pesar de su filiación ideológica se explica fácil, lo más factible es que el Gorila está aún herido en su orgullo por la mandada a callar por parte del Rey Juan Carlos. Pero quien más ha insistido en querer “mediar” en el conflicto es el presidente Lula de Brasil.

Brasil en toda la historia reciente del continente se ha caracterizado por su oportunismo, basado en que más de una vez a estado a un pelo de entrar al club de las grandes potencias, pero esto no le va a ser posible si sigue habiendo tanto relajo en su vecindario. Algunos ven a Lula como el mediador ideal al no sólo compartir frontera con ambos países, sino además por sus nexos económicos con éstos. La verdad mediador no puede ser Lula. Hasta hace poco yo le tenía cierto respeto al presidente brasilero, pensaba ingenuamente que se trataba de alguien que representaba a la izquierda democrática que no es beligerante. Pero los hechos hablan más que las palabras, no sólo fue sospechoso que de ladito y sin querer comprometerse mucho, Lula haya apoyado a los miembros del ALBA en querer que demos explicaciones por las bases, y en la última cumbre de Unasur su comportamiento fue más apático que realmente neutral. Y la gota que derramó el vaso fue haberle dado asilo en su embajada en Honduras al presidente depuesto de ese país Mel Zelaya. Pueda que Lula no haga golpes en su propio país, pero ya parece que considere a los simios del ALBA su carne de cañón; obviamente si quiere lanzarse como potencia le parecerá conveniente tener un bloque ideológico en su propio continente; así éste se mantenga usurpando las democracias de sus propios países. Por esto mismo, si Obama no es viable, Lula tampoco.

Si el destino nos es favorable encontraremos a un país mediador realmente neutral; claro que para eso Chávez tendría que bajarle al tono, y no parece querer ceder. Tampoco creo que haga un ataque frontal, ya que no lo haría quedar como el mártir que él se imagina que es. Si no es más favorable aun, en Chile y Brasil ganarán los candidatos que aparecen punteando en las encuestas, los de derecha, y así tenemos más vecinos aliados, además del constante e invaluable apoyo de Perú.

viernes, 13 de noviembre de 2009

¡Salud! Que del guayabo nos encargaremos después

Un artículo publicado en el diario El Tiempo del pasado Jueves advierte sobre el posible colapso de varias EPS el próximo año. Señala que varios problemas estructurales del sistema de salud han causado una crisis financiera; principalmente el hecho de que el costo de atender a una persona en los servicios básicos del POS es mayor en comparación a lo que ésta contribuye. Aunque hasta donde tengo entendido no ha habido mayor pronunciamiento sobre qué medidas se tomarán, pero intuyo que llamaran a papá gobierno a hacerse cargo, quien a su vez mandará una talegada de dinero para evitar que las empresas deficientes quiebren como debe ser, causando otro hueco fiscal. Sinceramente espero estarme adelantando a los hechos.

Entre los tan mentados “derechos sociales” que pregonan los izquierdos, está el derecho a la salud, un tema clave ya que está ligado estrechamente al derecho fundamental a la vida. Y para ser honesto, me parecería genial que hubiese cobertura total de salud, y que fuese una preocupación menos para el ciudadano común; recuerdo que alguna vez casi no me atienden en una sala de urgencias por no tener dinero, bien me pude haber desangrado en frente de ellos y no hubiesen hecho nada, cosa que obviamente me indignó mucho. Siendo realista todo ese tipo de servicios tienen costos, y a la vez debería haber una forma cómoda de cubrirlos.

Muchos dirían que es una labor del gobierno, como se estila en Canadá y en Europa, y ahora es motivo de controversia en Estados Unidos. Yo pregunto ¿En serio quieren que el gobierno se ocupe de nuestra salud? Tal vez varios no recuerden cuando muchos de los servicios los administraba en su totalidad la administración pública: las colas, la burocracia, la lentitud, el mal servicio; y este último es clave, ya que no sólo un mal servicio en salud es fatal, además que al ser empresa del estado, está protegida por éste, así que no tendrá ningún incentivo para mejorar; los gobiernos, y en particular el nuestro han demostrado ser pésimos administradores. Ya hemos visto como la ley 100 no sólo ha sido un dolor de cabeza para los pacientes, sino que además la profesión en medicina dejó de ser rentable, y es un obstáculo en la contratación de personal.

En vez de seguir jugando a mamá gallina, el gobierno debería incentivar la responsabilidad personal, cada uno de nosotros debe ser consciente que en algún momento puede haber una eventualidad, y debemos tener algún tipo de ahorro destinado para ello. Además debería permitir que distintas empresas se encarguen de ofrecer salud, una sola no sólo no bastaría para todo el país, sino que además al no ser todos iguales tenemos necesidades distintas, y es bueno poder elegir entre varias opciones, y varias formas de financiación; y en el caso de las regiones alejadas, siempre hay formas para que las empresas se vuelvan altruistas (recorte de impuestos, facilidad para créditos, etc.), además de asegurarse que las instalaciones del gobierno se vendan efectivamente a empresas de salud.

Un tema espinoso pero claramente vital, bueno si le echamos más cabeza.

martes, 10 de noviembre de 2009

La ley por las ramas

Una de las muchas cosas buenas de la democracia que también damos por hecha, es la repartición de los poderes en tres ramas. Hagamos un repaso de la primaria: la rama legislativa, encargada de hacer las leyes; la rama ejecutiva, encargada de hacer cumplir las leyes; y la rama judicial, encargada de interpretar la ley.

En las democracias tipo americano el sector ejecutivo suele ser el más visible, a pesar de que su nombre lo asocian más con un bus o un almuerzo. El mismo Bolivar dijo "En las repúblicas el ejecutivo debe ser el más fuerte, porque todo conspira contra él", y a raíz de esto hemos visto como ha crecido durante 200 años de forma desproporcionada. Y muchos se quejan de los relajos que se arman en el congreso. Pero así mismo, muchos ignoran la amenaza que puede surgir desde la rama judicial.

Al igual que la corte Warren hace medio siglo en los Estados Unidos, nuestra actual Corte Suprema de Justicia, el máximo ente de la rama judicial, le ha dado por hacer legislación desde el estrado. Aquello de interpretar la ley se lo tomaron demasiado a pecho, pensando que sus apreciaciones personales son interpretaciones válidas de la ley. Me refiero específicamente al caso de la terna para fiscal, un tema que viene sonando desde hace meses, y ha llegado a ser molesto. Las reglas son claras, el presidente nombra a tres personas que cree son idóneas para el cargo, y la Corte elige por votación al que mas le agrade. En ningún lugar dice que pueden rechazar la terna y forzar al presidente a presentar otra, así ésta no tenga abogados penalistas o se trate de una parranda de pendejos. Incluso varios ex magistrados y expertos en el tema han mostrado su descontento con esta situación.

Aunque haya llegado a ser fastidioso, el tema es importante porque los jueces al igual que los congresistas y el presidente, son servidores, y más que nadie están sujetos a las reglas; y así como les dio este capricho, igual pueden venir a cometer más arbitrariedades.

lunes, 9 de noviembre de 2009

Hoy hace 20 años...

Hoy hace 20 años toda una nación volvió a sentir la libertad luego de 28 años de serle impuesto un muro. Alemania empezó su proceso de reunificación, y se dio el primer paso para acabar con el comunismo.

Los viejos aliados de la segunda guerra mundial no pudieron resolver sus diferencias cuando ésta terminó, y probablemente cansados por la contienda decidieron no seguir la guerra entre ellos.Pero mientras Estados Unidos, El Reino Unido y Francia pensaron ingenuamente que podían convivir con la Unión Soviética, seguro no contaban o no querían ver que el propósito de este país era acabar con la cultura occidental, y someterla a su retorcido sistema. Bien lo demostró incumpliendo varios de los tratados en los que acordó no invadir a los países de su vecindario, además de su renuencia a soltar su territorio alemán, el cual terminó cercando.

Pero finalmente el 9 de Noviembre de 1989, por un error del vocero de la RDA, Günter Schabowski, y las presiones de Reagan y Thatcher, más el debilitamiento interno del comunismo por la Glasnost de Gorbachov; el muro cayó. Es verdad, aun la integración de los orientales ha sido dura, y hay tendencias como la "Ostalgia" donde se mantienen vivas cosas culturales, como es de esperarse. Pero ninguno de los que vivieron del otro lado de la cortina de hierro, a menos que fuesen de los que se benficieron por la miseria ajena, no quieren volver a la vieja vida sin oportunidad alguna. Por eso aun me cuesta creer que haya gente enceguecida que quiera vivir en esas condiciones, que crea que la caida del muro fue solo un capricho, al igual que haya gente dispuesta a cruzar el mar Caribe en una balsa artesanal.

Un muy buen amigo, quien se graduó de relaciones exteriores, me comentó que desde la caída del muro el discurso de la libertad está obsoleto, y ahora se habla de desarrollo. Me preocupa, y en demasía, que cosas como la libertad y la democracia se consideren obsoletos; ahí se ve como muchas de las cosas que se han ganado las damos por sentadas, que es por eso mismo que hay gente que cree que está bien expropiar a la gente que trabaja honradamente y cualquier reclamo es acallado violentamente; que debemos hacer un esfuerzo por convivir con aquellas culturas que son capaces de lapiar a una víctima de violación. Como lo dijo precisamente Ronald Reagan, la libertad está a una generación de ser perdida, es algo por lo que debemos luchar constantemente ¿Seremos nosotros la generación que la deje ir? ¿Acaso no aprendimos del evento que hoy celebramos?

No repitamos los errores del pasado.

domingo, 8 de noviembre de 2009

De ideas claras, no radical

Alguna vez en alguna discusión me llamaron fanático. Al principio me sacudió un poco la declaración, pero luego preferí no prestarle atención, una vez empiezan a salir a flote ese tipo de calificativos uno puede darse cuenta que la otra parte se quedó sin recursos para seguir la discusión. Y claro, es muy probable, casi seguro, que en estos tiempos post modernos y políticamente correctos yo dé la impresión de ser un fanático.

Los fanáticos son aquellos que abrazan ciegamente una causa, o un conjunto de ideas. Es ese seguimiento incondicional lo que los hace carne de cañón de grupos retorcidos como los nazis o la ley Sharia de los musulmanes. Para que una ideología crezca, se nutra, y mantenga su validez, tiene que estar sujeta a cuestionamientos, principalmente de sus propios adherentes. Como se dice vulgarmente “no hay que tragar entero”.

El problema hoy en día una gran mayoría de personas, esperando evitar conflictos, no son capaces de sentar una posición, y mucho menos defenderla. Incluso consideran como un altísimo grado de intelectualidad el no mostrar posición alguna, y creerse por encima de esas diferencias. Esta posición no sólo muestra una gran petulancia, sino que esconde una tremenda ignorancia; es el hecho de no querer investigar algún asunto y hacerse una idea al respecto. De repeso adornan su vacuidad con un palabrerío con el que esperan quedar bien con todo el mundo, aun piensan que es posible un mundo con cero confrontación.

Me pueden llamar fanático, radical, y cuanto adjetivo se les ocurra. Yo llegué a mi posición luego de mucho leer, investigar y basándome en mis experiencias. No creo que haya alguien realmente apolítico y que no tenga una opinión sobre los hechos que le afectan, a menos que se trate de una reina de belleza. Aquellos que pretenden no tomar posición alguna y acallar su voz, son tan peligrosos como los fanáticos, ya que son estos los que suelen ser los primeros que se dejan pasar por encima de los últimos, y con tal de salvar su pellejo, se unen a sus filas.

sábado, 7 de noviembre de 2009

De la guerra fría a la guerra sucia

En el artículo del 22 de Septiembre del presente año presenté algunas ideas que tengo acerca de una nueva guerra fría, que crece justo en frente de nuestras de narices. Hasta hace poco comentaba que lo más probable es que empezáramos a ver venezolanos tratando de colarse por la frontera buscando una mejor oportunidad que la pobreza repartida del Gorila Rojo, sino es que estaba sucediendo en este mismo instante. Pero los hechos de los últimos días hacen que realmente la situación sea más escabrosa que un simple hecho migratorio, palabras altisonantes, y unas trabas comerciales.

El caso de los once jóvenes asesinados en la frontera con Venezuela hace unas semanas abrió toda una olla podrida de lo que está pasando. Se muestran de la mano el mesianismo y la paranoia propios de un ente totalitario como lo es Hugo Chávez, queriendo convencer al resto de la región que Colombia es un agente desestabilizador que no va a permitir su gran obra de ingeniería social. No empezaban a enfriarse los cuerpos, y ya el mandatario venezolano empezaba a vociferar que se trataban de infiltrados paramilitares colombianos que estaban instigando un complot en su contra, no le preocupaba el hecho de que los asesinatos fueran perpetrados por un grupo armado desconocido al margen de la ley. Es obvio, Chávez iluminado por grandes mentes como el Cliché Guevara, ve con buenos ojos cualquier acción armamentista en pro de su revolución, sin tomar en cuenta que esas milicias bien podrían salírsele de las manos y actuar en contra suya eventualmente. Como también aprendió de sus mentores que es mejor el ataque artero que frontal, estas milicias le vienen de maravilla, ya que puede responsabilizarlas de cualquier desafuero que se cometa en nuestra contra, diciendo que no fue bajo sus órdenes, sino una acción aparte de un grupo insurgente.

Y es claro que lo que busca es una confrontación armada, no sólo de Venezuela, sino de todos los países vecinos contra Colombia; pero como no puede quedar como la persona que lo inicio, se da las mañas para hacer ver a nuestro gobierno como el demonio que inició la guerra ¿Cómo más se puede explicar que justo cuando se busca suavizar las relaciones con Ecuador, el ministro del interior de Venezuela, Tarek Al Aissami saca a flote documentos del DAS (ojo, somos nosotros quienes estamos haciendo complot contra ellos), sobre una investigación legítima de inteligencia en Ecuador? Es sólo una muestra de las varias matoneadas por parte del chavismo para hacer corrillo en contra nuestra mientras pone cara de “yo no fui”.

Es bueno que existan opiniones contrarias, de eso se trata la democracia, la cual a su vez se enriquece por este hecho. Si los ciudadanos de un país eligen un gobierno con una tendencia opuesta a la del nuestro, es su decisión, y es de esperar que haya desacuerdos y debates. Lo que es inaceptable es hacerse el de la vista gorda con ideologías que excusan las vías de hecho, las masacres, y además, todo en pro de un régimen totalitario. Es vergonzoso que un gobierno que se dice democrático, sea de izquierda o de derecha, apoye a grupos armados que atentan contra la democracia. Una vez más se trata no sólo de una confrontación ideológica, sino moral. Ojalá todos aquellos que dicen apoyar la democracia se den cuenta de que Chávez no es un simple gobernador tropicalón, sino una verdadera amenaza a la libertad. Sólo nos queda esperar que nuestro gobierno sepa manejar esta situación de forma inteligente, y encuentre aliados que logren ponerle un freno a esta situación que pasó de guerra fría a guerra sucia.

martes, 3 de noviembre de 2009

Un cambio para más de lo mismo

Finalmente salió Mme Cepeda de la presidencia del Partido Conservador, noticia que debería alegrarme ya que sus últimas movidas no fueron para nada de mi agrado, al parecerme contraproducentes para el partido. Y mientras Cepeda busca que lo reelijan en el congreso, en su lugar preside ahora el ex canciller y antiguo precandidato presidencial, Fernando Araujo.

A Araujo le tengo un merecido respeto por haber logrado escapárseles a las FARC, y cuando su familia o su nombre se ven involucrados en casos judiciales cuando se encontraba desempeñando cargos públicos, tuvo la rectitud de presentar su renuncia. Incluso fue uno de los precandidatos al que consideré seriamente darle mi voto. Pero lo que acabo de mencionar no me hace dar un voto ciego y cargado de pura simpatía, y el hecho de que se tratara de la cuota costeña de la consulta me tiene sin cuidado al ser de la capital. Al leer sus propuestas me pareció el más liberal de los candidatos, al hablar de redistribuciones de riqueza, más impuestos y cuanto subsidio; y su concepto de política “alegre” y “tropical” no lo entiendo, y me da hasta cierto culillo. Y no le ayudó en nada el haber sido junto a Uribito uno de los precandidatos dispuestos a entregar el partido en bandeja de plata en e caso que se dé una segunda reelección.

Teniendo esto en cuenta, no creo que el partido vaya a hacer algún cambio significativo bajo el mando de Araujo, sólo estamos viendo el relevo de una madame a otra madame. Lo más preocupante es que al parecer obtuvo un voto unánime, y que consideren que el gran reto que tiene es mantener el “buen momento” del partido, es decir, que prefieren seguir gobernando de lado y no de frente. En un momento donde más que nunca debemos mostrar unos lineamentos claros, nos dejamos llevar por la corriente, luego no nos preguntemos porque la gente ya no cree en los partidos, en particular el nuestro.

lunes, 2 de noviembre de 2009

Calle 13 a la Quinta Porra

Gran escándalo ha causado el uso de una camiseta que leía “Uribe Paramilitar” por parte de Residente, cantante del dúo de reggaeton Calle 13. Varios uribistas se han sentido ofendidos hasta el fondo de sus entrañas, tanto así que el alcalde de Manizales prohibió la presentación de la agrupación en dicha ciudad. Esta medida me parece un poco extrema, ya que debemos recordar que uno de los derechos fundamentales es la libre expresión, y me parece más apropiado que la cancillería en nombre del gobierno colombiano muestre públicamente indignación ante el hecho.

Yo no le había querido parar muchas bolas al asunto, pero varios han pedido mi opinión al respecto, y además por casualidades del destino hoy vi parte de la premiación donde ocurrió el incidente. A mí nunca me gustó Calle 13, la música me parece aburridora y burda, y sus letras una clara muestra de estupidez; precisamente por esto me cuesta mucho creer que la posición política de alguien que escribe de esta forma haya sido tomada de una forma concienzuda y seria. En el aparte que alcancé a observar de la premiación, evento insulso donde sobresale más el derroche de dinero y lambonería que un verdadero tributo al talento, el inspirado Residente con otra camiseta comparaba al presidente de facto hondureño Roberto Micheletti con el ex dictador chileno Augusto Pinochet, recordando que Mtv le había dicho que no podía decir ciertas palabras, a lo que luego se soltó a recitar una sarta de improperios y de groserías con el beneplácito del público asistente. ¡Guau! Que acto de rebeldía tan inspirador. En serio me recordó cuando tenía trece años y me sentía macho por desobedecer alguna orden de mis papás. Seguro Residente no cae en cuenta que la cadena televisiva se lo permite porque no lo considera una amenaza, ya que es bien sabido que ésta siempre ha mostrado una rebeldía ficticia par atrapar jóvenes, y que es incapaz de mostrar estilos de música realmente contundentes.

Se me ocurre con lo que acabo de decir que el nombre de la banda se originó precisamente porque se quedaron en esa edad. En su ignorancia creen que su malestar se debe al sistema que les permite expresarse como retardados y aun así hacer millones, que los regímenes como los de Chávez, Zelaya o Los Macheteros, grupo guerrillero comunista de donde son oriundos, son realmente una alternativa de vida mejor a la que ya tienen, sin darse cuenta que en realidad se trata de un sistema aun más represivo del que viven, porque no se van a limitar ponerle un pito encima a sus madrazos y borronear las imágenes ofensivas que presenten, sino simplemente los desaparecerán del mapa. Es precisamente esta ignorancia la que alimenta los ánimos totalitarios de personajes como el Gorila Rojo, quien ya quiere cantar junto a ellos, donde prometiendo utopías, someten a la gente que gobiernan a la miseria moral y material, y cualquier inconformidad es acallada de forma violenta.